La fiebre por la 'tele' de pago salvó a Vodafone, Orange y Telefónica

Este es el competidor tapado de Netflix que podría llegar a España

stop

El gigante de la producción audiovisual Hulu ya compite con Netflix en Estados Unidos y tiene a Disney como máximo accionista

Barcelona, 22 de junio de 2019 (14:48 CET)

El pionero de la producción audiovisual en streaming, Netflix, ha anunciado esta semana que aplicará un incremento de precios en España para dos de las tres tarifas que ofrece. La creciente competencia del sector —con las incorporaciones de Disney y Apple— obligará a las empresas a ofrecer servicios especializados para no perder la confianza de los consumidores.

Todo ello frente a la atenta mirada de Hulu, que se ha posicionado en el mercado norteamericano como un nuevo actor a tener en cuenta, aunque todavía no está disponible en España. 

Esta plataforma, desconocida de momento en el mercado español, tiene músculo suficiente para sentarse en la misma mesa que los gigantes de HBO —con producciones de éxito como Juego de Tronos —, Amazon Video, Telefónica, Sky, Filmin o Rakuten TV

Mientras que Netflix acapara titulares y otras nuevas plataformas de video on demand amenazan con irrumpir en el mercado, Hulu se ha consolidado como un rival casi silencioso.

Las cifras hablan por sí mismas: Hulu ha tenido un incremento de suscriptores en el último año de casi el 50%, llegando a los 28 millones en Estados Unidos. La plataforma se ha dado a conocer gracias a su apuesta por la serie El Cuento de la Criada, con la que ha arrasado en las entregas de premios. 

Su objetivo, al igual que el de resto de plataformas de libre transmisión, es saber explotar sus suscriptores al máximo. El margen de Hulu está en convencer a los suyos de que apuesten por el plan sin publicidad (11,99 dólares al mes) y no por el que incluye anuncios (5,99 dólares al mes). De momento, según publicó Variety, siete de cada diez usuarios de la plataforma optan por el segundo plan.

Disney es el máximo accionista de Hulu

El catálogo de Hulu se ha visto enormemente beneficiado por el cambio de dueños de la empresa. Hasta hace bien poco, era una compañía cuyo accionariado estaba compuesto por algunos de los mayores conglomerados de medios norteamericanos: Walt Disney tenía el 30%, 21st Century Fox otro 30%, Comcast un tercer 30% y Warner Bros el restante 10%.

No obstante, la compra de Fox por parte de Disney cambia radicalmente las cosas. Ahora Disney, con importantes planes de inversión para el negocio audiovisual y de las OTT (sigas que vienen del inglés over the top), controla la mayoría de Hulu, el 69%, y es el principal accionista. 

Además, el consejero delegado de The Walt Disney Company, David Mayer, anunció el pasado mes de abril la creación de su propio servicio de streaming, Disney+, cuyo lanzamiento está previsto para finales de este año. Se desconoce si la compañía integrará ambas plataformas, pero lo que sí está claro es que apuestan por imitar el modelo de negocio de Netflix -con unos precios de subscripción idénticos a los de el pionero del sector-.  

Netflix, con beneficios superiores a los 1.000 millones de dólares y asentado en 200 países es el gran rival a batir. La compañía de Reed Hastings es la firma de moda. No incluye publicidad, lo que significa que el 100% de los ingresos llegan de sus clientes, que en Europa ya son más de 70 millones. 

Presumiblemente, tras el lanzamiento en Estados Unidos de Disney+, le seguirán los demás continentes. Por tanto, podemos suponer que Hulu desembarcará en Europa más pronto que tarde, pero no sabemos cuándo ni, sobre todo, cómo. Esta última pregunta está íntimamente ligada a la cuestión de cómo será su aterrizaje.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad