Netflix añade cada mes estrenos de películas, series y documentales a su plataforma. Foto: Unsplash

Así juegan con los precios Netflix, Amazon Video y HBO

stop

Las plataformas de streaming más famosas han modificado sus tarifas a lo largo de los años con el objetivo de aumentar su rentabilidad o captar más clientes

Cristian Reche

Economía Digital

Netflix añade cada mes estrenos de películas, series y documentales a su plataforma. Foto: Unsplash

Barcelona, 31 de mayo de 2019 (10:15 CET)

La lista de plataformas streaming en España es cada vez más extensa. Los anuncios de Disney y Apple auguran una férrea competencia a sumar a Netflix, Amazon Video y HBO. Sus precios son atractivos al consumidor, pero lo cierto es que en la mayoría de casos son cada vez más caros pese a las ofertas y promesas y al incremento de la competencia.

Empecemos por Netflix. Con beneficios superiores a los 1.000 millones de dólares y asentado en 200 países, la compañía de Reed Hastings es la firma de moda. No incluye publicidad, lo que significa que el 100% de los ingresos llegan de sus clientes.

En España ofrece tres planes: 7,99 euros (básico), 10,99 euros (estándar) y 13,99 euros (premium). Todos incluyen el mismo catálogo de series y vídeos, pero cada uno cambia en función del número de dispositivos en el que puede consumirse y la calidad de imagen en la que se reproduce.

Netflix ofrece tres paquetes entre 7,99 y 13,99 euros al mes, mientras que Amazon Prime es más barato pese a la última subida

Los precios actuales son fruto de la única subida que se recuerda, que llegó noviembre de 2017. Netflix mantuvo estable el precio del paquete básico del servicio de streaming, pero incrementó en 1 euro el precio del paquete estándar y también subió el paquete premium.

Por el camino experimentó con nuevos planes, como el Ultra, un paquete de una gama por encima del precio que se fijó en 16,99 euros y que ofrecía imágenes de alto rango dinámico o ARD (HDR en sus siglas en inglés). Ya no está disponible.

Siempre y cuando no se trate de un país asiático, donde los precios de Netflix son más asequibles (también tienen más restricciones), se especula si un reajuste al alza en un país extranjero se replicará en España. En enero lo hizo en Estados Unidos, donde llevan varias subidas, y esta semana le ha tocado a Reino Unido, donde se han encarecido los precios un 20%. 

También ha realizado cambios de precios oficiosos. Lo ha hecho retirando el mes gratuito, para más tarde arrepentirse y volver a introducirlo. Se trata de un descuento que permite que abaratemos la factura y que utilizan muchas plataformas para captar clientes.

Amazon es mucho más que Amazon Video

El caso del gigante de Jeff Bezos es distinto. Su división de video se ofrece integrada, a través de su servicio Prime, en el que incluye servicio de fotos en la nube (Prime Photos), música (Prime Music) y, como no, su servicio de entregas, con el que te puedes beneficiar del envío en 24 horas totalmente gratuito de dos millones de productos.  

No obstante, la división de vídeo cada vez tiene más importancia. Amazon dedica cada año importantes inversiones para no quedarse rezagado respecto de sus rivales. En 2017, poco después de que Netflix anunciara que invertiría 6.000 millones de dólares, Amazon preparó otros 4.500 millones para su división audiovisual.

¿Y los precios? Fue el pasado año cuando se produjo el ajuste con el que tanto tiempo se especuló, dado que el servicio premium se mantenía intacto desde 2011 y se fueron añadiendo nuevos beneficios (como Prime Video, que entró en diciembre de 2016) sin alterar la factura. 

Los 19,95 euros que cobraba cada año pasaban a 36 euros. Fue una subida significativa (un 80% más), pero también es cierto que la tarifa resultante seguía por debajo de lo que se paga en otros países y por otras plataformas. Los 36 euros al año son 3 euros al mes y ofrece más servicios, si bien la oferta de video no es percibida por los clientes como tan atractiva como la de Netflix y HBO.

HBO, el tercero en discordia

HBO aterrizó hace poco más de dos años en España y se ha mantenido firme en su política de precios. Además, para ir abriendo boca, los responsables de la plataforma en España decidieron en su aterrizaje en el mercado nacional disfrutar de capítulos gratis anter de arrancar, sin necesidad de suscribirse.

HBO cuesta actualmente en España 7,99 euros al mes, aunque, al igual que hemos visto en las dos plataformas anteriores, tiene precios superiores en otros países, como Estados Unidos.

Su plan de suscripción es de importe mensual y permite la reproducción simultánea en dos dispositivos a la vez. No tiene permanencia e incluye un primer mes gratuito.

También se especula sobre qué hará en el futuro. No hay dudas de que, pese a que su oferta de series es muy variada, HBO ha conseguido explotar su servicio por Juego de Tronos, la serie más seguida por sus suscriptores y que, para su desgracia, ha llegado a su fin.

Basta con ver los datos: desde su estreno, en 2011, Juego de Tronos ha elevado un 51% las suscripciones al canal, hasta 140 millones a finales de 2018.También ha disparado un 71% los beneficios operativos, hasta 2.400 millones de dólares; y ha reforzado los ingresos un 47%, hasta 6.600 millones de dólares.

Hemeroteca

Amazon Netflix
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad