Elon Musk dentro de un cohete espacial en construcción. Foto: Spacex/CC0 (dominio público)
stop

El fundador de Tesla llama "copiota" al dueño de Amazon por su plan para ofrecer internet por satélite, pero el tiro le sale por la culata

Barcelona, 12 de abril de 2019 (04:55 CET)

La semana pasada se supo que Amazon, en su plan de dominación total, se prepara para ofrecer servicio de internet por satélite. El fundador de Tesla, Elon Musk, había desvelado un proyecto muy parecido desde su compañía de transporte aeroespacial Spacex, por lo que quiso trolear a Elon Musk al considerar que el dueño de Amazon le estaba robando la idea. Pero le salió el tiro por la culata.

Musk etiquetó a Bezos en un tuit que solo tenía la palabra "copy" y un emoji de un gato, significando "copycat", que se traduce literalmente a "imitador" o más colocquialmente, "copiota". La estrategia de críticas minimalistas rápidamente se le devolvió al director general de Tesla cuando un usuario llamado Greg Wyler replicó: "¿En serio?", cosechando también cientos de likes y retuits (aunque no tantos como Musk).

El orden de esta interacción (Bezos-Musk-Wyler) es el inverso de la historia del internet por satélite por el que apuestan Amazon y Spacex. Si bien Musk tildó a Bezos de imitador, en realidad el también copió la idea, que originalmente fue una iniciativa de la compañía de Wyler, Oneweb, que la presentó en 2014, un año antes que Spacex y un lustro antes que Amazon.

Wyler dijo en 2014 que Oneweb tenía un plan para brindar servicio de internet de banda ancha en todo el mundo mediante la instalación de unos 650 satélites en la órbita baja de la Tierra. Musk, por su parte, quiere lanzar unos 12.000 satélites con el mismo propósito, mientras que Amazon ya pidió permiso para poner en marcha 3.236 satélites. Facebook también se ha interesado en el asunto.

Musk contra Bezos: una rivalidad espacial

Más allá del cruce de tuits y acusaciones, yace una historia interesante en este drama virtual. Amazon, por ejemplo, reclutó a ingenieros que trabajaron en el proyecto de internet por satélite de Spacex y que fueron despedidos del proyecto por el propio Musk, que ya antes se ha enfrentado en nombre de Spacex con Bezos, que también tiene una empresa espacial llamada Blue Origin.

Spacex y Blue Origin han competido fuertemente para conseguir patentes para el aterrizaje de cohetes en el mar y también para poder alquilar el Centro Espacial Kennedy para sus lanzamientos. En 2015, Blue Origin logró aterrizar su nave espacial suborbital New Shepard, y cuando Spacex consiguió lo mismo con el cohete Falcon 9, Bezos tuiteó un mensaje: "Bienvenido al club".

Otro matiz cuando menos gracioso de este intercambio es que Wyler, el presidente de Oneweb, discutió personalmente con Musk sobre la idea del internet por satélite en 2014, y un año después el fundador de Tesla dio a conocer su proyecto en la misma línea. Todas las empresas venden la iniciativa como un proyecto para ayudar a la humanidad, pero estos intercambios hacen creer que hay otros intereses por medio...

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad