Netflix teme más a Fortnite que a HBO
stop

El mercado de los videojuegos supone una mayor competencia para Netflix que sus rivales directos, como HBO, Hulu y Disney

Barcelona, 19 de enero de 2019 (11:19 CET)

La rivalidad con HBO es la más estilada por los analistas cuando ponen en valor el papel de Netflix en la industria moderna del entretenimiento. Las dos compañías luchan para conseguir suscriptores a toda costa y esto les ha llevado a una guerra de contenidos en la que han tenido que subir la barra de calidad (y cantidad) para mantener la relevancia.

Pero, para Netflix, la verdadera competencia no se encuentra en otras plataformas de "streaming", sea HBO, Hulu o el servicio que Disney tiene entre manos. "Competimos con (y perdemos contra) Fortnite más que HBO", dijo la tecnológica en una carta a los accionistas el viernes, después de presentar los resultados del cuarto trimestre de 2018.

La empresa cree que en el mercado "altamente fragmentado" de los videojuegos hay "miles de competidores" que están "compitiendo para entretener a los consumidores". Y, en el universo de los productos para "gamers", Fortnite es sin duda el vencedor de 2018, lo que le convierte en el único rival al que Netflix admite temer.

Netflix aumentó sus ingresos un 27% en el último periodo del año, pero no superó las estimaciones de Wall Street ni sus propias previsiones. La plataforma tiene ahora 139 millones de suscriptores en todo el mundo, 8,8 millones más que hace tres meses. Sus beneficios del cuarto trimestre fueron de 3.676 millones de euros.

Los números dan la razón a Netflix

El comentario sobre Fortnite, que también es una forma de minimizar el impacto de HBO y otros competidores, fue criticado por los analistas mientras Netflix se desplomaba en bolsa por presentar resultados poco convincentes. Pero la plataforma de "streaming" no está equivocada respecto a la relevancia que han cobrado los videojuegos entre la juventud.

Entre 2015 y 2017, en EEUU, los hombres con edades entre 21 y 30 años pasaron de dedicar 2,3 horas de media a jugar videojuegos, a 4 horas. Al mismo tiempo, el tiempo destinado a ver televisión, películas o "streaming" cayó de 16,9 horas en 2015 a 14,9 horas en 2017. Las mujeres también acusan el mismo comportamiento, pero en menor medida.

Los números dan la razón a Netflix: los videojuegos son una fuerza arrasadora que está cambiando el panorama del entretenimiento en todo el mundo. Su nueva frase sobre Fortnite podría convertirse en el reemplazo de otra frase célebre de la plataforma de "streaming", dicha en 2013: "Queremos convertirnos en HBO antes de que HBO se convierta en Netflix".

Fortnite tiene más de 200 millones de usuarios registrados, de los que unos 80 millones juegan todos los días. Su matriz, Epic Games, reportó ganancias de 3.000 millones de dólares (2.637 millones de euros) en 2018.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad