Ninja, el "youtuber" que ayudó a popularizar Fortnite. Foto: Samsung

Este jugador de Fortnite ganó 8,5 millones de euros en 2018

stop

Ninja es uno de los "gamers" más famosos de Youtube y Twitch, y es considerado uno de los grandes impulsores del éxito de Fortnite en 2018

Barcelona, 01 de enero de 2019 (19:06 CET)

Las fortunas a veces están en los lugares menos imaginados. El año 2018 vio crecer como la espuma a un tipo de influencer que solía vivir en los márgenes −el influencer de videojuegos− y multiplicó las posibilidades de crecimiento de la amalgama de "gamers" e internet, con "estrellas de nicho" que pueden cobrar hasta 9 millones de euros en un año.

Ese es el caso de Ninja, uno de youtubers y "twitchers" (usuarios de la plataforma de streaming de videojuegos Twitch) más reconocidos del momento, con una facturación en 2018 de 10 millones de dólares (más de 8,5 millones de euros), según reveló en una entrevista. Fue el mejor año de su vida, afirmó el joven de 27 años.

Ninja, el nombre artístico del estadounidense Tyler Blevins, no es solo un "gamer" talentoso, acumulando unas 95.000 muertes en Fortnite, sino también una luminaria de internet, razón por la que, entre otras cosas, despidió el año jugando al popular videojuego con el futbolista Neymar en un evento especial de Nochevieja.

Ninja, el youtuber que ayudó a popularizar Fortnite

Blevins tiene el récord de audiencia de una transmisión en Twitch, con 667.000 espectadores en abril, y es la cara de uno de los canales de Youtube de mayor crecimiento en 2018, cerrando el año con más de 20 millones de suscriptores. Y, sumando una cosa y la otra, se da el lujo de ingresar medio millón de dólares al mes.

Ninja "se ha convertido en un fenómeno cultural, y sus habilidades y personalidad han ayudado a Fortnite a convertirse en un gigante que llevó a la compañía Epic Games a reportar beneficios de 3.000 millones de dólares (casi 2.600 millones de euros) en 2018", informó CNN, que le entrevistó.

El youtuber dijo a la cadena de noticias que estima que el 70% de sus ingresos proviene de Youtube y Twitch; en el primer servicio gracias a la publicidad que aparece en sus vídeos, que tienen millones de reproducciones, y en el segundo por la gran cantidad de seguidores que pagan para ver sus transmisiones.

Los patrocinios suponen el resto de sus ingresos, pues tiene acuerdos con marcas como Samsung, Uber Eats y Red Bull. Pero su trabajo no es tan fácil como algunos imaginan, asegura, porque dedica al menos 12 horas al día a jugar, producir o pensar en contenido, y este año dedicó más de 4.000 horas solo a Fortnite.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad