El Tesla Model S de Tesloop cuando alcanzó los 500.000 km, el verano pasado. Fotografía: Tesloop.
stop

El vehículo eléctrico utilizado por la compañía Tesloop como lanzadera entre Los Angeles y Las Vegas hace hasta 30.000 km en un mes

Madrid, 18 de julio de 2018 (10:54 CET)

Entre  las ciudades de Los Angeles y Las Vegas hay 425 km, una distancia que prácticamente coincide con la autonomía de este Tesla Model S. La compañía Tesloop, que utiliza únicamente coches de Tesla, realiza este trayecto varias veces ofreciendo un servicio de lanzadera.

Este modelo concreto, uno de los primeros que se incorporó a la flota de Tesloop, en 2015, recorrió sus primeros 320.000 km en el verano de 2016. Entonces su estado era "bastante bueno" teniendo en cuenta el kilometraje recorrido, aunque ya antes había necesitado de alguna que otra intervención.

"A los 50.000 km el coche notificó por sí mismo a Tesla que el motor delantero estaba funcionando a baja potencia", explicaron entonces desde Tesloop. "Tesla nos avisó de eso porque nosotros no habíamos notado ningún problema, ni pérdida de rendimiento. Pero igualmente en Tesla cambiaron el motor frontal."

En total los costes de mantenimiento ha sido "mucho menores" que para otros coches de combustión equivalentes

A los 320.000 kilómetros fue necesario realizar un cambio de batería en realidad debido a un problema de software. Según los expertos, hoy ese cambio de batería probablemente habría sido innecesario gracias a las mejoras y actualizaciones de los programas que monitorizan la batería y miden la carga.

"Según nos explicó Tesla —dijeron desde Tesloop— los coches con un alto kilometraje entran en un modo que compensa el estado de la batería, pero el software no estaba compensando correctamente ese cambio. La reducción de la autonomía era de apenas un 6% a pesar de cargar el coche al 100% a diario. Tesla cambió la batería y recuperamos ese 6% de autonomía."

Ehawk+400k

Hoy en día para evitar este problema Tesla recomienda espaciar todo lo posible la carga rápida de las baterías, alternando cargas "lentas" (convencionales) con cargas rápidas, con supercargadores Tesla.

En cualquier caso todos esos cambios corrieron por cuenta de  Tesla ya que el coche está cubierto por la garantía de ocho años que ofrece el fabricante. 

Los costes de mantenimiento del Tesla Model S de Tesloop han sido "mínimos"

Por cuenta de Tesloop han corrido los costes de mantenimiento propios del vehículo, incluyendo los cambios de neumáticos cada 60.000 km, aproximadamente, la batería convencional de 12 voltios y las pastillas de freno entre otras cosas.

La compañía cree que Ehawk puede recorre fácilmente otro millón más de kilómetros en los próximos cinco años

En total unos 17.000 euros a lo largo de tres años, que Tesloop asegura es un coste muy inferior al que requieren otros modelos de coche equivalente pero con motor de combustión, como los Lincoln Town Car o el Mercedes GLS, que había sido de entre 80 y 90.000 euros asumiendo ese mismo kilometraje.

Además de este Model S apodado "Ehawk" Tesloop tiene otros Tesla con kilometrajes altos, caso del apodado como "Rex", que es una Model X 90Ds con casi medio millón de kilómetros y otros cinco Model X con más de 300.000 km.

La compañía cree que Ehawk puede recorre fácilmente otro millón más de kilómetros en los próximos cinco años.

Hemeroteca

Tesla
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad