Sundar Pichai, director ejecutivo de Google

Google ruega a Trump que le deje trabajar con Huawei

stop

Los servicios de Google podrían volver a los dispositivos de Huawei si la Casa Blanca concede la exención solicitada por la firma estadounidense

Barcelona, 27 de febrero de 2020 (18:58 CET)

Google teme que el desenlace del veto a Huawei se vuelva en su contra. La tecnológica estadounidense ha solicitado a la Casa Blanca una exención en su lista negra (oficialmente llamada 'lista de entidades') para poder seguir brindando servicios a los dispositivos de la firma china, de la misma forma que Microsoft lo solicitó (y consiguió) en 2019. Y es que las soluciones que ha encontrado Huawei al rompimiento forzoso con Google podrían poner en jaque el dominio de la filial de Alphabet en el universo Android.

Según declaraciones del vicepresidente de Google Play y AndroidSameer Samat, recogidas por la agencia de noticias alemana DPA, la empresa ha aplicado a una licencia del Gobierno de Donald Trump que le permitiría retomar ciertos aspectos de su negocio con Huawei.

Interesan sobre todo los servicios como la tienda de apps y la habilitación de sus aplicaciones oficiales para los smartphones y las tablets del fabricante asiático, uno de los más grandes del mundo, aunque de momento superado por Apple Samsung.

Desde el veto de Trump Huawei se las ha ingeniado para llenar los vacíos que trajo la ruptura. Si bien no tiene acceso aún a la versión oficial y actualizada de Android, sí comercializa fuera de China móviles y otros dispositivos con la versión de software libre del sistema operativo de Google. Y, ante la imposibilidad de acceder a la tienda de apps Google Play, Huawei se ha inventado su propio escaparate de aplicaciones, que con más de 400 millones de usuarios ya ocupa el tercer puesto de importancia en el mundo.

Huawei también ha desarrollado su propio sistema operativo, que cosechó excelentes críticas, y ha invertido muchos millones para ampliar su oferta de apps en App Gallery, su propia tienda.

Además, recientemente ha introducido la capacidad de descargar "apps rápidas"; es decir, aplicaciones web progresivas que, aunque no son tan sofisticadas como las apps nativas, dilatan la oferta de las posibilidades que ofrecen sus dispositivos pese a no tener acceso a Android o a los servicios de Google.

Lo que puede atemorizar a Google no es tanto que los móviles de Huawei sigan avante sin su ayuda, sino que el ritmo al que la cuestionada tecnológica china ha apagado sus múltiples incendios hace sospechar que el surgimiento de una tercera fuerza que amenaze el duopolio Apple/Google en materia de servicios y sistemas operativos para móviles ya no es una realidad tan lejana. Y eso explica que Google esté tan ansioso de retomar parte de su beneficiosa relación con Huawei, tras obligarle Trump a dar la espantada.

¿Móviles Huawei con servicios de Google?

Huawei ya ha confirmado en el pasado que si Google consigue una exención en la temida lista negra la empresa rápidamente actualizaría sus teléfonos más nuevos para incorporar todos los servicios de la firma estadounidense.

En noviembre de 2019 la tecnológica china pidió al Gobierno de EEUU ser sacada de la 'lista de entidades' para poner fin al "injusto tratamiento" del que dice haber sido víctima por las acusaciones de Trump de que sus equipos son un peligro para la seguridad nacional.

La compañía china dijo en aquel entonces que su inclusión en la lista negra ha causado más daños a EEUU que a Huawei porque las empresas estadounidenses han sufrido significativos daños económicos. Incluir los servicios de Google en teléfonos o tablets cuesta hasta 40 dólares por dispositivo a los fabricantes.

Además la tecnológica estadounidense cobra comisiones del 30% por las ventas generadas a través de su tienda de apps. Sin Huawei, la recaudación definitivamente ha disminuido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad