Una doctora evalúa una mamografía en el Hospital Quirónsalud en Madrid. EFE Miguel Ángel Polo.

Google solo necesita una radiografía para detectar el cáncer de mama

stop

Una investigación analiza más de 100.000 mamografías de pacientes en Reino Unido y Estados Unidos utilizando inteligencia artificial

Madrid, 02 de enero de 2020 (19:43 CET)

La inteligencia artificial que utiliza Google para detectar casos de cáncer de mama se ha convertido en una técnica más efectiva que las predicciones humanas. Según los investigadores de Google Health, su software no está diseñado para reemplazar la labor de los doctores, sino que se trata de un complemento que acelera la capacidad de diagnóstico actual. 

En el mundo se diagnostican al año más de dos millones de nuevos casos de este tipo de cáncer. Solo en España, en 2019 se registraron más de 33.000 casos según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)

Siguiendo los datos, uno de cada cinco casos de cáncer de mama no llega a ser detectado por los radiólogos, mientras que alrededor de la mitad de las mujeres que se someten a una mamografía tendrá un diagnóstico alejado de la realidad -que en la mayoría de ocasiones apunta a una evolución positiva- en los próximos diez años. 

Según un nuevo estudio, financiado por Google Health, la división sanitaria del gigante tecnológico, el nuevo software de inteligencia artificial reduce los diagnósticos erróneos, después de haber evaluado un total de más de 100.000 mamografías en Reino Unido y Estados Unidos

En este último, los investigadores explican que la inteligencia artificial de Google consigue un 5,7% menos de diagnósticos falsamente considerados como positivos por los doctores humanos. En el polo opuesto, esta tecnología también registró un 9,4% de resultados negativos erróneos en los diagnósticos que emplearon el software de Google Health que los que realizaron los radiólogos. 

En el Reino Unido, las conclusiones de la encuesta muestran unos datos menos llamativos pero igualmente significativos. A pesar de que en la sanidad británica, las mamografías las evalúan dos doctores distintos, la inteligencia artificial volvió a resultar más efectiva que la labor humana: el sistema de Google tuvo un 1,2% de falsos diagnósticos positivos y un 2,7% de diagnósticos considerados como negativos erróneamente. 

"Esta es una gran demostración de cómo estas tecnologías pueden mejorar a los expertos humanos", explica Dominic King, uno de los responsables de Google Health en Reino Unido. "El sistema de inteligencia artificial dice: 'Creo que puede haber un problema aquí, ¿quieres comprobarlo?", señala, sobre las posibilidades de la tecnología. 

El proyecto de Google: "Mejorar la salud de todo el mundo"

A finales de noviembre, el director de Google Health, David Freinberg, tuvo que comparecer ante los medios de comunicación después de que una investigación de The Wall Street Journal destapara los entresijos del proyecto Nightingale.

Bajo esta iniciativa, la tecnológica dio acceso a 150 de sus empleados a los datos sanitarios de millones de pacientes estadounidenses, lo que propició las acusaciones sobre una presunta violación de la privacidad de los datos. El pretexto que argumentó Google fue que estos trabajadores forman parte del equipo encargado del desarrollo de soluciones de inteligencia artificial y que se encontraban trabajando en un proyecto para "brindarles una mejor atención". 

"El sistema sanitario promedio en Estados Unidos tiene 18 apartados electrónicos de registros, nuestros médicos y enfermeras sienten que son empleados de datos en lugar de personal sanitario", dijo entonces Freinberg, que zanjó el asunto asegurando en el blog de Google que el propósito de la compañía es "hacer que todo el mundo lleve una vida más saludable". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad