El fundador de Amazon, Jeff Bezos. EFE
stop

El fundador del gigante del comercio online admite que "Amazon no es demasiado grande para caer" y augura que podría quebrar dentro de unos seis años

Barcelona, 17 de noviembre de 2018 (10:16 CET)

La estrategia de expansión y la agresividad con la que Amazon intenta dominar numerosos nichos de mercado alrededor del mundo dan a entender que el gigante del comercio online busca la longevidad. Pero las declaraciones recientes de su fundador y director ejecutivo, Jeff Bezos, revelan cierto pesimismo con respecto a la esperanza de vida de una de las compañías más grandes del mundo.

Consultado por uno de sus empleados sobre el futuro, a la luz de la declaración de bancarrota de la cadena de tiendas departamentales Sears, Bezos admitió que el portal de comercio en internet "no es demasiado grande para caer". "De hecho, predigo que Amazon algún día fallará y quebrará. Si ves las grandes compañías, la vida útil tiende a ser de 30 o más años, no de 100 años o más", manifestó.

Bezos hizo estas declaraciones en una reunión privada cuya grabación fue filtrada a CNBC, en las mismas horas en las que la compañía anunció dos nuevas sedes centrales en Nueva York y Washington. Al mismo tiempo, sus resultados trimestrales confirmaron que su crecimiento no ha mermado y que, más bien, ahora sigue ganando terreno en los mercados de la nube y los asistentes de voz.

Jeff Bezos imagina el final de Amazon

Amazon cumplió 24 años en julio pasado, por lo que si se cumple el plazo que Bezos sugirió para la caída de la compañía, faltará poco más de un lustro para el fin de un imperio que emplea a más de 600.000 trabajadores en todo el mundo. Tan solo en sus dos nuevas sedes la compañía contratará a unos 50.000 empleados más.

Bezos agregó que lo que deben hacer es "intentar retrasar la caída lo máximo posible", y para ello recomendó "obsesionarse con los consumidores". "Si empezamos a enfocarnos en nosotros, en lugar de enfocarnos en nuestros clientes, será el comienzo del final. Tenemos que tratar de retrasar el día final lo máximo posible", comentó.

Trabajadores de Amazon dijeron a los medios que a Bezos le preocupan dos cosas: la regulación del gobierno y las potenciales denuncias por prácticas monopolistas. Pero, por el momento, no saltan muchas alarmas de bancarrota en Amazon: la compañía espera alcanzar el 48% de las ventas digitales este año en EEUU, por encima del 43% de 2017.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad