El Renault Zoe es uno de los coches eléctricos más vendidos en Portugal. Fotografía: VanDerVaartfotografie / Groupe Renault
stop

Los conductores de coches eléctricos no se vieron afectados por la pasada 'crisis energética' de Portugal que desabasteció numerosas gasolineras del país

Madrid, 22 de abril de 2019 (10:22 CET)

La semana pasada Portugal vivió su particular crisis energética debido a la huelga de los transportistas de mercancías peligrosas, incluyendo el combustible, para reclamar mejoras laborales. Como resultado casi la mitad de las gasolineras de Portugal se vieron obligadas a cerrar y otras muchas tuvieron problemas de abastecimiento.

Ademas de gasolineras y aeropuertos, también se vieron afectados parques de bomberos, puertos y transporte público, según informó Reuters, lo que obligó al gobierno portugués a intervenir para garantizar la seguridad y el suministro. 

La semana pasada cerró el 40% de las gasolineras de Portugal

La huelga de transportistas finalizó el pasado jueves y desde el suministro de combustible volvió poco a poco a la normalidad, pero hay quien ve en este episodio una ocasión para poner en valor las virtudes de los coches eléctricos.

"Durante unos días al menos, los propietarios de coches Tesla sintieron el alivio de no tener que hacer cola en las gasolineras", dicen en Quartz.

La huelga de transportistas dejó en Portugal imágenes parecidas a las producidas por la crisis del petróleo que afectó a EE UU y Europa entre agosto de 1973 y marzo de 1974, pero a pequeña escala.

Esta reciente crisis energética en Portugal puede contribuir a que "otras naciones comprendan mejor la ventaja de los vehículos eléctricos" ante una situación similar. Y es probable que "para aquellos que veían pasar los Teslas mientras hacían cola en las gasolineras se incrementar su interés por los coches eléctricos."

El creciente interés de Portugal por los coches eléctricos

En 2018 Portugal casi duplicó su parque de coches eléctricos e híbridos enchufables, totalizando 8241 vehículos con enchufe, el 3,6% de todos los coches vendidos en aquel país. Según EV Sales esa cifra es mayor que la combinada de los diez años anteriores, y casi el doble que el año anterior (2017).

Aunque Tesla no es la marca más popular en Portugal (que muestra una clara preferencia por modelos como el Nissan Leaf, el Renault Zoe y el BMW 530e), la compañía liderada por Elon Musk, Tesla, cerró 2018 con un récord de ventas y un crecimiento del 166%.

Actualmente el gobierno portugués ofrece ayudas de entre 1500 y 5000 euros por la compra de un coche eléctrico, vehículos que además están exentos del impuesto de matriculación, según la ACEA.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad