La impresora 3D permite a una madre ciega 'ver' a su hijo

stop

Una agencia de publicidad y la compañía de pañales Huggies se asocian para que Tatiana Guerra, que perdió la visión a los 17 años, pueda tocar una ecografía

Tatiana Guerra en el momento que toca la ecografía de su hijo

10 de mayo de 2015 (11:47 CET)

Hay muchas formas de ver. Y también muchas formas de tocar. Tatiana Guerra, una joven brasileña, se quedó ciega a los 17 años. Ahora, que tiene 30, está embarazada y se imagina las ecografías de su hijo por los relatos que le cuentan los videntes.

Pero hace poco, ella también pudo verlas. La impresora 3D le permitió tocar la ecografía de su hijo. Una agencia de publicidad venezolana y Huggies, la compañía de pañales propiedad de Kimberly-Clark, se asociaron para sorprenderla y captaron el momento en el que toca a su hijo en vídeo.

Tatiana Guerra explicó así las sensaciones: "Cuando me puse la mano en el estómago y sentí su pequeña cabeza en el otro lado y sus pequeñas manos en movimiento, es como si realmente estuviéramos unidos y nada nos pudiera perjudicar".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad