La segunda mano venderá un 30% más en el Salón Ocasión de Barcelona

stop

Fira de Barcelona espera un volumen de negocio de 35 millones, que generarán más de cien expositores; el sector repuntará un 10% el próximo año en Cataluña

Las Marchas de la Dignidad salen a la calle I EFE

01 de diciembre de 2014 (15:45 CET)

El Salón Ocasión de Fira de Barcelona prevé superar el récord de ventas de vehículos usados. El registro actual lo consiguió el año pasado y se sitúa en 1.793 unidades, un 62% más que en 2012. El certamen se celebrará hasta el lunes 8 de diciembre en los pabellones 1 y 8 del recinto Montjuïc de Fira de Barcelona.

El consejero de Empresa y Empleo de la Generalitat, Felip Puig, ha asegurado en la inauguración que el sector de los vehículos de segunda mano crecerá entre un 10 y un 12% este año en Cataluña, lo que indica "la recuperación del consumo y de la confianza". Ha reconocido que, si bien todavía hay elevadas tasas de desempleo y ciudadanos que lo están pasando mal, "2014 es el inicio real de la recuperación".

Más de cien expositores

El salón pone estos días a la venta más de 2.000 vehículos seminuevos revisados y garantizados de casi cien expositores entre fabricantes, concesionarios y empresas multimarca. La mayoría son coches usados, kilómetro cero, gerencia, demostración, cortesía, flotas de alquiler, leasing o renting. En algunos casos el ahorro puede superar el 30% con respecto al mismo vehículo por estrenar.

Los expositores, entre los que destacan Seat, Mercedes, Audi o BMW entre otros, también ofrecen financiación, tramitación de la documentación, contratación de seguros, revisiones, mantenimiento, asistencia en carretera, y derecho a cambio o devolución, entre otros. El salón incluye actividades infantiles y de seguridad vial para jóvenes, y está programada una jornada profesional el 2 de diciembre para debatir sobre los retos del sector, organizada por Fecavem y Ganvam.

Ventas por valor de 35 millones

En la pasada edición el salón recibió más de 30.000 personas, hubo una setentena de expositores y las ventas de vehículos seminuevos generaron un volumen de negocio cercano a los 35 millones de euros, según datos de Fira de Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad