Foto: Ezra Jeffrey Comeau

Limpiaparabrisas conectados para saber cuándo, dónde y cuánto llueve

stop

Los datos relativos al uso de los limpiaparabrisas del coche permiten afinar la información meteorológica local y mejoran la seguridad vial

Madrid, 05 de noviembre de 2019 (10:51 CET)

El fabricante de coches Toyota y la compañía japonesa Weathernews han comenzado a probar cómo los datos relativos al uso de los limpiaparabrisas en los coches conectados pueden contribuir a mejorar los pronósticos del tiempo y la seguridad vial, alertando en tiempo real a los conductores sobre el estado de la carretera.

El coche conectado se engloba en la categoría del IoT (internet de las cosas) y se refiere a vehículos que disponen de una conexión a internet (propia o a través del móvil del conductor) para comunicarse directamente con otros vehículos o con una central de datos; los vehículos conectados envían y reciben información en tiempo real, por ejemplo relativa al estado del tráfico o a las condiciones de la vía.

El coche conectado, aliado de la seguridad vial

Uno de los beneficios de los vehículos conectados tiene que ver con la seguridad vial. Por ejemplo, cuando uno de esos vehículos detecta un incidente en la vía (como hielo en la carretera o un vehículo detenido) lo notifica al resto de vehículos próximos o a una central que a su vez lo notifica a otros vehículos cercanos. De este modo el resto de conductores reciben un mensaje de aviso anticipando de con qué se van a encontrar y dónde.

Esto incluye que los coches conectados son en teoría capaces de detectar cuáles son las condiciones meteorológicas de la carretera en el punto exacto en el que se encuentran, contribuyendo a atomizar las fuentes de datos utilizadas para informar acerca del tiempo.

El programa piloto iniciado ahora por Toyota y Weathernews utiliza datos de uso de los limpiaparabrisas para captar datos de dónde, cómo y cuánto se están utilizando en un momento concreto. Según Weathernews este tipo de información es capaz de revelar lluvia localizada que no se puede detectar mediante el radar u otros instrumentos meteorológicos.

Información meteorológica más precisa y local para mejorar la seguridad vial

"Podemos analizar con detalle la relación entre los datos de los limpiaparabrisas y los datos meteorológicos, y además —explican desde Weathernews— detectar de forma precisa en qué áreas está lloviendo y calcular con qué fuerza en base a la velocidad de funcionamiento de los limpiaparabrisas y durante cuánto tiempo se utilizan."

La presencia de precipitaciones tiene un gran efecto en la seguridad vial y —según Toyota— se considera que los días de lluvia la tasa de accidentes es cuatro veces superior a la de los días soleados.

"Sin embargo el radar de nubes de lluvia —que se suele utilizar para detectar y predecir las zonas lluviosas— tiene el inconveniente de no poder detectar la lluvia causada por nubes situadas en la capa inferior de la troposfera (a una altitud de 2 kilómetros o menos) o de pequeñas gotas de lluvia como las que se forman durante las lloviznas," lo que determina en muchos casos saber con precisión en qué zonas está lloviendo.

Conocer mejor el estado de la carretera (y alertar a otros conductores) 

Ambas compañías coinciden en afirmar que existe una "creciente gravedad de los fenómenos meteorológicos y de los daños resultantes, que se han convertido en un problema social," por lo que conocer el estado del tiempo de forma local, precisa y en tiempo real, y qué medidas tomar, es ahora más importante que nunca. "Sin embargo las herramientas de observación meteorológica existentes tienen limitaciones como su ubicación física y los intervalos de medición."

En comparación el uso de los coches conectados como estaciones meteorológicas móviles permite conocer el estado del tiempo con exactitud en las zonas próximas a vías, carreteras y en zonas urbanas, precisamente allí donde en caso de lluvia se incrementa el riesgo para los conductores.

Hemeroteca

Coches Smart city
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad