Fotografía vía Electrek
stop

Bloquear los puntos de carga de Tesla como protesta es un problema creciente. Además un hombre fue detenido por sacar su arma al paso de un coche autónomo

02 de enero de 2019 (11:22 CET)

Cuando un coche con motor de combustión ocupa una plaza de aparcamiento para coches eléctricos crea un problema para los conductores de coches eléctricos si necesitan recargar las baterías. 

Bloquear un punto de recarga para vehículos eléctricos con un coche convencional se conoce como 'icing', un juego de palabras que se refiere a vehículos ICE —internal combustion engine— y que también significa 'congelar' un punto de carga, explican en Electrek.

Normalmente la causa está en conductores despistados o desconsiderados, pero de un tiempo a esta parte es un práctica premeditada, organizada y cada vez más extendida en estados como los de Carolina del Norte, Texas o Tennessee, y cada vez más también en otros países según Green Car Reports.

Fotografía: Leicina en Reddit
Fotografía: Leicina en Reddit

El motivo no parece ser otro que el de protestar contra Tesla, y de algún modo también protestar contra el progreso. "Al parecer hay gente que dedica su tiempo a molestar y acosar a otros a causa del vehículo que han elegido conducir", escribe un usuario en Reddit. "Su existencia debe ser bastante mala si encuentran satisfactorio impedir que otros hagan su vida."

"Una campaña organizada"

Cada vez es más habitual encontrar en redes sociales imágenes que muestran filas de camionetas, todoterrenos tipo pick-up, aparcados frente a los Supercargadores de Tesla incluso a pesar de que en la zona hay otras plazas de aparcamiento libres. Alguna de esos conductores incluso ha colocado el cable del cargador en su camioneta como si la estuviera cargando, como una mofa.

Fotografía: Freckletan en Reddit
Fotografía: Freckletan en Reddit.

Que se hayan registrado "tantos incidentes en poco tiempo hace que parezca una campaña organizada, aunque todavía no está claro quién puede estar detrás de ella," ni el motivo. Según Green Car Reports, por un lado el presidente de EE UU se ha manifestado abiertamente contra los coches eléctricos ("el coche eléctrico no es la solución") en respuesta a la decisión de General Motors de cerrar algunas fábricas como parte de su plan de reestructuración para adaptarse a la nueva movilidad.

Por otro lado los coches Tesla se sitúan en la categoría de "vehículos de lujo", lo que los hace inaccesibles para una gran parte de los conductores. Sin embargo aun siendo de lujo gozan de una generosa reducción impositiva gubernamental por ser coches sin emisiones contaminantes.

En opinión de los usuarios de Reddit y de las redes sociales el motivo más probable es también el más simple: "La gente siente envidia de lo que no tiene."

Amenaza con arma contra un coche autónomo

El pasado mes de agosto se registró otro gesto agresivo, en esta ocasión contra un coche autónomo de Waymo. La grabación obtenido por la cámara a bordo del vehículo muestra como un hombre de Arizona, Leonard Haselton, aparece frente a su vivienda blandiendo un revólver al paso del coche autónomo, aunque no está claro si llega a apuntar con su arma hacia el vehículo.

Imagen de vídeo de Waymo / Chandler Police Department, vía AZ Central
Imagen de vídeo de Waymo / Chandler Police Department, vía AZ Central

Sin embargo el conductor de supervisión que viajaba a bordo del coche autónomo aseguró que Haselton le apuntó con el arma, por lo que Haselton fue arrestado y se declaró culpable por un delito grave de desorden con arma de fuego.

El incidente se considera un hecho aislado protagonizado por "una persona diagnosticada con una enfermedad mental" y no refleja la "buena actitud del público, que manifiesta curiosidad y entusiasmo por la conducción autónoma," según un comunicado de Waymo recogido por el diario AZ Central.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad