La nueva actualización de seguridad del iPhone obstaculizará las labores de espionaje de criminales y policías. Foto: CC0
stop

Los niños frustran los intentos de sus padres y de Apple por controlar el tiempo que dedican a los dispositivos móviles

Alessandro Solís

Economía Digital

La nueva actualización de seguridad del iPhone obstaculizará las labores de espionaje de criminales y policías. Foto: CC0

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (16:32 CET)

La infancia es una "hackatón" que se extiende cuando menos un lustro. Si hace 1.000 años los niños buscaban y encontraban los trucos para imponerse en la naturaleza –mediante la ayuda de sus amigos humanos ya experimentados– los infantes de la modernidad tan solo necesitan unos minutos de ingenio, creatividad y cooperación para derribar las barreras digitales que los adultos han tardado años en desarrollar.

Cuando la televisión era el prinicipal "riesgo" de la niñez el control parental surgió para inspirar a los niños a encontrar la forma de burlarlo y ver el episodio de la serie que sus padres no querían que vieran. Lo mismo sucede hoy con Screen Time, la herramienta que Apple estreno hace poco para ayudar tanto a adultos como niños a moderar el uso del móvil. Los adultos se ponen controles a sí mismos y se los ponen a sus hijos, pero los niños ya han encontrado la forma de burlarlos.

Los padres pueden usar el Screen Time como la 'versión 2018' del control parental convencional. Screen Time permite regular la actividad en móviles y 'tablets' limitando apps específicas para que funcionen solo un determinado periodo de tiempo durante el día, e incluso apaga el móvil por completo cuando llega la hora de dormir. Es la primera herramienta de este tipo desarrollada por Apple con este fin, y como tal fue celebrada por los clientes y padres de familia.

Pero los niños se propusieron boicotearla. Y lo han conseguido.

Maniobras tecnológicas de la infancia

Un tema en el foro Reddit compila algunas de las artimañas infantiles que mejor han burlado el Screen Time de Apple. Por ejemplo, un padre contó que su hijo elimina y vuelve a descargar los juegos cuando ya supera el límite de tiempo permitido para jugar para reiniciar el contador de tiempo y jugar un rato más. Ni con algunos de los ingenieros y técnicos más capaces de la Tierra pudo Apple evitar este escenario.

"Esta contra los niños es una carrera armamentista que no se puede ganar con la tecnología".

Otro niño listo que está obsesionado con Youtube encontró la manera de ver más vídeos en el móvil. Cuando la app de Youtube ya no le permite entrar, porque ya ha visto las horas de vídeo que su madre le permite, este niño se envía los vídeos a sí mismo por medio de la app de mensajería instantánea de Apple porque ahí sí puede verlos, porque lo que tiene restringido es el uso de la app de Youtube.

Otro truco clásico que se ha pasado de generación en generación es el de cambiar la fecha y la hora del dispositivo. Cuando una app o un juego permite hacer uso del producto o contenido durante una cantidad limitada de tiempo es posible adelantar el reloj del iPhone para engañarla y que permita el acceso a "deshoras".

En el foro de Apple un padre dijo: "No existe app, sistema operativo, proxy, escáner, servidor de seguridad o configuración que pueda vencer a un chico determinado. Además los niños trabajan de forma cooperativa y son capaces de coordinarse incluso mejor que los adultos para encontrar y difundir nuevos trucos. Es una carrera armamentista que no se puede ganar con la tecnología".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad