MoviePass ofrece una tarifa plana para ir al cine a 10 dólares mensuales

La aplicación para ir al cine que planta cara a Netflix

stop

MoviePass ofrece una tarifa plana para concurrir al cine por 10 dólares mensuales

Barcelona, 20 de agosto de 2017 (10:20 CET)

La salud del cine español es buena: el año pasado la asistencia aumentó un 6%, y se han superado los 100 millones de entradas vendidas. Pero las tarifas han aumentado cada año, y hay salas en Barcelona o Madrid que un fin de semana pueden cobrara hasta 9,50 euros por una película.

Si a España llegara la tarjeta MoviePass, que se ha relanzado en Estados Unidos con una agresiva tarifa plana, es posible que la concurrencia se dispare. Esta compañía fue creada en 2011 por Mitch Lowe, uno de los cofundadores de Netflix.

Precisamente Lowe sigue los pasos de su empresa natal y ha lanzado una campaña de suscripción donde los usuarios pagan 9,95 dólares (8,45 euros) por una tarifa plana mensual que les permiten ver una película al día en cualquier cine, sea estreno o no. Hasta el mes pasado, el servicio costaba 50 dólares.

El fundador que quiere destronar a Netflix

Lowe planta cara a Netflix con una tarifa similar al servicio más básico de la plataforma de streaming. Según la empresa, el 91% de las salas de EEUU aceptan el sistema (34.000 cines), y quedan afuera las películas en 3D, IMAX y otros formatos especiales de exhibición.

MoviePass apuesta al 'efecto gimnasio': al principio concurren todos los días, y luego asisten una o dos veces a la semana

Del 9% restante que no dan luz verde a esta aplicación se encuentra AMC, la mayor cadena de salas de EEUU. El grupo anunció su rechazo con un claro mensaje: “no sois bienvenidos aquí”. Señalaron que el proyecto de MoviePass no beneficia "a los intereses de los espectadores, los teatros y los estudios", y consideró que si no obtienen compensaciones alternativas, este servicio “perderá dinero de cada suscriptor que vea dos películas o más en un mismo mes”.

MoviePass sabe que tendrá pérdidas

Lowe desestimó las críticas de AMC, y admitió que a corto plazo su compañía asumirá pérdidas, pero confió en poder demostrar que, en el horizonte lejano, su servicio contentará a todos. "Podemos trabajar junto a los estudios y los cines de una manera constructiva para que todos ganemos más dinero", dijo.

El creador de MoviePass es uno de los fundadores de Netflix. Y ahora le quiere quitar su cuota de mercado

La campaña de MoviePass tiene una razón en el universo de Silicon Valley: el objetivo es crecer como sea, aunque no se gane dinero en los próximos años. No es casualidad que la reducción de su tarifa plana en un 80% coincida con la entrada de la compañía Helios and Matheson Analytics como socio mayoritario de la empresa.

La estrategia de Lowe reside en dos vías: por un lado popularizar la concurrencia  a las salas con el ahorro de dinero. La empresa exhibe estadísticas que indican que el 50% de las entradas se venden a un 10% de los asistentes. O sea, que hay un importante conjunto de posibles suscriptores que usarían el servicio porque les rinde económicamente.

La otra punta es la apuesta al ‘factor gimnasio’: hay miles de locales con tarifa plana, pero no por ello sus usuarios concurren todos los días. Al principio exprimen el servicio todo lo que pueden, pero luego la asistencia baja y se mantiene casi al mismo ritmo que en el pasado.

¿Llegará a España? Por ahora Lowe precisó que el proyecto tiene que madurar antes de lanzarse a conquistar nuevos mercados, donde también se tiene que tener en cuenta las ofertas de ocio de otros países para que tenga éxito comercial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad