Prueba de velocidad de la conexión 5G de Samsung en un vehículo a 100 km/h. Foto: Samsung

Movistar, Orange y Vodafone ultiman los preparativos para el 5G

stop

Las principales empresas de telecomunicaciones están seleccionando ya a los proveedores de 5G en un año clave para el despliegue de la tecnología

Barcelona, 02 de febrero de 2020 (18:04 CET)

En el año 2020 está previsto que el 5G llegue de manera progresiva a cada vez más público en España. Es mucha la expectación y las potencialidades que se atribuyen a esta red cuyos rendimientos tienen unas velocidades excepcionales de descarga entorno a 600 Mbps. Por ello, las telecos españolas están totalmente inmersas en su despliegue. Telefónica, Orange y Vodafone se encuentran acelerando el proceso con la selección de los proveedores, aunque aún persisten algunas incertidumbres.

Estas cuestiones todavía no resueltas están entorno a las frecuencias necesarias para prestar los servicios —un aspecto que tiene que resolver el nuevo Gobierno— y a los acuerdos de compartición de redes. Telefónica tiene abierto actualmente un concurso para seleccionar a los proveedores que le tienen que suministrar los equipos de radio para su red 5G en España. Estos son los equipos que se instalan en cada torre o azotea para proporcionar el servicio.

La empresa de telefonía ya adjudicado una parte fundamental de esa nueva red 5G —el llamado core de la red— que es el núcleo central del sistema donde residen la inteligencia, las funciones y la información de los usuarios. Telefónica se rumorea que podría contar con Huawei como proveedor de radio para hacer el cambio de la tecnología 4G a 5G, junto con los fabricantes que ha usado tradicionalmente en España —Ericsson y Nokia— ya que nunca ha tenido en nuestro país radio de fabricantes chinos.

Vodafone podría trabajar con ZTE, Samsung y Nokia

Vodafone es la única compañía con el 5G en funcionamiento en España. La matriz mantiene abierto un proceso de contratación a nivel europeo para la selección de sus proveedores de equipos de radio en Alemania, Reino Unido, Italia y España, así como en otros más pequeños como Irlanda y Portugal. Es probable que el proceso termine a principios de marzo. Los principales suministradores de 4G y 5G son Huawei y Ericsson. Aunque actualmente está abierto también a ZTE y Samsung, además de Nokia.

La filial española de Orange celebró un proceso de selección en el verano de 2019 para equipamiento de radio 5G en el que mantuvo a Huawei y Ericsson e incluyó por primera vez a la china ZTE en uno de los lotes. En el caso de MásMóvil, el acuerdo con Orange vincula el destino del 5G del cuarto operador a los despliegues que realice el grupo galo. Por tanto, es posible que en la campaña de Navidad de 2020, Vodafone no sea ya la única que disponga de despliegues de red con tecnología 5G en España.

Retos que todavía tiene que superar esta tecnología

Uno de las tareas pendientes para el 5G es el refarming (reasignación) de las frecuencias de la banda de 3,4 a 3,8 GHz, que es el espectro que va a soportar el grueso del tráfico de esta tecnología.

Movistar y Orange, por ejemplo, tienen las frecuencias de 5G —a la espera del concurso del 700 MHz— repartidas en dos sub bandas, la que va de 3,4 GHz a 3,6 GHz, la baja, y la de 3,6 GHz a 3,8 GHz, la alta. Para obtener las mejores velocidades y capacidad, las frecuencias de cada operador deben ser contiguas, es decir, encontrarse en un único bloque y unas a continuación de otras.

Si están separadas, el uso es menos eficiente y por tanto la capacidad y la velocidad menores. Pero para que cada operador pueda disponer de sus frecuencias agrupadas, el Gobierno tiene que reordenar todos los bloques y adjudicar a cada operador una zona del espectro. La inestabilidad política ha retrasado los plazos y las telecos tampoco fueron una prioridad para la ministra de Economía, Nadia Calviño, quien, además, tenía una escasa sintonía con el anterior secretario de Estado, Francisco Polo, según informa Expansión.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad