Barcelona pierde 500 millones y 14.100 empleos temporales sin el MWC. Foto: Ayuntamiento de Barcelona

MWC: Barcelona pierde 500 millones y 14.100 empleos temporales

stop

El coronavirus no ha entrado en la península pero se ha llevado por delante el Mobile World Congress y, con él, cerca de 500 millones para Barcelona

Barcelona, 12 de febrero de 2020 (22:45 CET)

El coronavirus lleva más de 1.100 muertos en China pero solo dos casos —de infectados, no de víctimas mortales— en España, y ninguno en la península. Sin embargo. el miedo global al contagio ha provocado que el mayor evento del mundo en telefonía móvil, el Mobile World Congress de Barcelona, se haya suspendido. El impacto económico para la ciudad de esta decisión roza los 500 millones de euros, a los que habrá que sumar costes empresariales y pérdida de empleo temporal.

El MWC es, con diferencia, el congreso más importante de los que se celebran en la Fira de Barcelona. Por repercusión internacional, por liderazgo de un sector clave de la economía mundial y también por impacto en el territorio. En 2019, la GSMA, empresa organizadora del evento, calculó que había beneficiado a Barcelona con 473 millones de euros. Este 2020, el impacto previsto era de 492 millones en los cuatro días que tenía que durar, entre el 25 y el 28 de febrero.

El impacto económico contabiliza lo que gastan las empresas expositoras y asistentes al Mobile en estos días. Desde hoteles, restaurantes, taxis y otros medios de transporte y ocio. Por ello, el sector hotelero fue de los primeros en alertar de cancelaciones. En función de las condiciones de las reservas, muchos hoteles podrán facturar parte de lo que preveían, pero el resto de servicios a penas verán un euro, por lo que estos cerca de 500 millones se volatilizarán casi al completo.

El MWC 2020 iba a tener 2.400 expositores y estaba previsto que acogiera 110.000 visitantes

Hoteles y restaurantes llenos, además del personal para atender a los 110.000 visitantes que tenían que acceder a la Fira, requerían un refuerzo de personal que ahora ya no precisarán. Se trata de trabajos temporales pero en muchos casos bien remunerados y que ahora no se crearán. Se calculaba que se contratarían a 14.100 personas para cubrir la alta demanda de servicios en el congreso y en la ciudad.

En la que iba a ser la decimoquinta edición del Mobile World Congress en Barcelona se esperaban 2.400 expositores —entre los que destacaban las grandes marcas de móviles como Samsung, Huawei y Xiaomi, los gigantes de internet como Google, Facebook y Amazon y empresas de telecomunicaciones como Telefónica, AT&T y Vodafone—, 170 delegaciones gubernamentales y 8.000 directivos.

El coste de la cancelación para las empresas y la GSMA

La cancelación termina con días de incertidumbre, desde que LG anunciara que no acudiría al congreso por miedo al coronavirus y una veintena de marcas y compañías se le fueran sumando. Pero deja en el aire quién debe pagar los desperfectos. Las empresas que decidieron no venir tenían que asumir parte del coste pero al suspenderse el evento, ya no está tan claro. ¿La GSMA debería indemnizar a los participantes? Probablemente así sea, pero todas las partes tienen seguros que lo cubren, aunque está por ver si cubren un supuesto como una alerta sanitaria.

Calcular una cifra del coste que tendrá para las empresas no es solo aventurado; es imposible. Pero puede dejar el impacto en la ciudad en un dato anecdótico, pues GSMA esperaba ingresar miles de millones por parte de los expositores que dejará de ingresar. Si además, tiene que indemnizarles, la factura puede salirle muy cara —o a la empresa o a su seguro—. Es de esperar que en los próximos días se aclaren estas dudas y que organización y empresas puedan pactar una tregua a cambio de seguir el camino juntas a partir de 2021.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad