Las rosas son uno de los regalos más tradicionales para San Valentín

Qué regalar en San Valentín para disfrutar sin salir de casa

stop

Llega el día de los enamorados y se disparan las ofertas para cumplir en una fecha marcada en rojo tanto por vendedores como por consumidores

Barcelona, 07 de febrero de 2018 (10:33 CET)

El día de San Valentín es uno de los días más románticos del año, y también de los más polémicos. Continuamente envuelto en el debate sobre los intereses del marketing en la fecha, supone entre el 5 y 10% de las ventas de rosas anuales del año, y se convierte en un quebradero de cabeza para las algunas relaciones.

Porque se crea o no en la tradición, prácticamente la totalidad de las parejas terminan por regalarse, al menos, un detalle. Para aquellos enamorados que prefieren sorprender sin salir de casa, y también para las personas solteras que quieren darse un capricho aprovechando las ofertas diseñadas para este día, estas son las mejores ideas.

Un libro es la mejor compañía

El libro es de los pocos productos que resiste ante el formato digital y la razón puede ser muy sencilla. Además de la lectura en sí misma, un libro tiene el valor añadido del sentimentalismo.

Se puede escribir una dedicatoria en la primera página, regalar una novela de una temática en la que ambas personas estén interesadas, u obsequiar con la novela favorita de cada uno con la intención de que cale igual de hondo.

Dado que Donald Trump puede no ser plato de buen gusto para todos, algunos títulos muy adecuados para esta fecha son El día que se perdió el amor o clásicos como El amor en los tiempos del cólera y El Gran Gatsby.

Película y manta

Si febrero continua tan frío como ha empezado, una buena opción pasará por regalar a la pareja su película favorita, o los packs de una serie que se pueda disfrutar acurrucados en el sofá, ya sea viendo clásicos como Juego de Tronos o Twin Peaks, o una de las novedades españolas del año como Velvet: Colección.

Los hay, por supuesto, que no pueden evitar la tentación de visionar clásicos de San Valentín. Love Actually, El diario de Noa o Titanic nunca pasan de moda, aunque este año La Llamada puede ocupar en muchas casas que gustan de historias de amor diferentes.

Jugar en pareja

Si los dos miembros de la pareja son unos gamers empedernidos, la solución es bien fácil. Jugar en pareja a uno de los últimos lanzamientos del mercado, cada uno con su propio joystick. Tanto los juegos cooperativos como los de competición pueden ser una de las mejores formas de pasarlo bien, siempre que no lleve a enfados.

Clásicos renovados como Mario Kart o Street Fighter para Nintendo Switch son una apuesta segura, pero no hay que descartas las aventuras que ofrecen tanto PS4 como Xbox. El remake de Shadow of the Colossus es uno de los juegos más esperados de 2018 junto a Red Dead Redemption 2, sin olvidar las innumerables horas de adicción de FIFA 2018 o Singstar.

Una cena romántica, más económica

No querer salir a cenar fuera de casa no implica que no se pueda tener una cena romántica, o aprovechar la ocasión para regalarse ese producto para la casa que nunca parece buen momento para comprar.

Un libro de recetas puede servir para que el menos cocinillas se ponga manos a la obra, y al que le gusten los postres puede conseguir unos moldes de silicona con los que hacer postres divertidos. Un detalle cómodo puede servir para decorar el hogar y, si no, siempre se pueden recurrir a las flores con envío a casa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad