Spotify mejora su servicio para los usuarios gratuitos. EFE
stop

Los usuarios de la versión gratuita de Spotify podrán escuchar música en modo 'on demand', pero con ciertas restricciones

Barcelona, 28 de abril de 2018 (18:01 CET)

La versión gratuita de Spotify históricamente ha sido una suerte de hoyo negro diseñada para recordar insistentemente, cada minuto, todas y cada una de las bondades de la suscripción prémium de la app de música en streaming.

Anuncios sin cesar, la imposibilidad de escuchar discos seguidos y una interfaz poco amigable han sido las características constantes de la versión libre de pago. Sin embargo, la empresa está por mejorar en parte la tumultuosa experiencia de sus usuarios gratuitos.

Desde una actividad corporativa en Nueva York, Spotify reveló la próxima actualización que presentará a sus más de 90 millones de usuarios gratuitos. Es la primera vez que la compañía modifica esta versión en casi cuatro años.

Spotify tiene 90 millones de usuarios gratuitos y 70 millones de suscriptores prémium

El cambio más relevante es que la plataforma activará el modo 'on demand' en la versión gratuita; hasta ahora, sólo se podía escuchar música en modo aleatorio, pero próximamente será posible evitar esta modalidad en una selección de 15 playlists (listas de reproducción).

Pero estas playlists no serán creadas por los usuarios, sino que las programará Spotify basándose en los gustos musicales de los usuarios. Para ello, ahora es necesario decirle a la app cuáles son nuestros artistas favoritos si queremos acceder a su servicio libre de importe.

El 60% de los suscriptores prémium de Spotify inauguraron sus cuentas en modo gratuito. Por lo tanto, la empresa parte de un principio básico: si mejora la experiencia en está área, puede conseguir que más usuarios paguen por el servicio.

Crecimiento

Spotify debutó a comienzos de abril en la Bolsa de Nueva York con un avance del 19%. La plataforma sueca, que gana mucho pero tiene grandes deudas, es considerada la mayor esperanza de la industria musical, cuyo colapso se marca cada año más.

De hecho, la industria musical reveló en marzo que el streaming la estaba salvando del abismo; el 65% de sus ingresos en EEUU provienen de plataformas como Spotify y Apple Music, por encima del 17% que representan las ventas de música en formato físico.

El negocio de la música en streaming generó 5.700 millones de dólares en 2017, un crecimiento del 43% con respecto a 2016.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad