Un fondo cercano al Kremlin reclama la propiedad de Telegram

stop

UCP demanda al fundador del servicio, Pavel Durov, por una adjudicación indebida de los títulos del grupo

El fundador de Telegram Pavel Durov | ED

14 de abril de 2014 (16:56 CET)

El fundador de Telegram, Pavel Durov, tendrá que lidiar en los tribunales rusos con uno de los principales fondos de capital del país para defender la propiedad del servicio de mensajería. United Capital Partners (UCP), cercano al Kremlin según han señalado los medios críticos rusos, ha presentado una demanda contra el emprendedor al que acusa de adjudicarse la propiedad de la aplicación.

El fondo llegó a Durov de la mano del VKontakte (VK), la red social bautizada como Facebook ruso. Tiene una participación del 48% del grupo tecnológico. Considera que Durov desarrolló el servicio de mensajería “violando sus obligaciones fiduciarias con VK y con su filial al 100%, Vkontakte”. Es decir, defiende que la red social es la “legítima propietaria” de Telegram.

Adquisición de compañías

Los propietarios del vehículo de inversión también cargan contra el otro gran accionista de la red social rusa, el grupo Mail.ru (52%). El dueño de la sociedad es uno de los hombres más ricos del país y cercano al presidente Vladimir Putin, Alisher Usmanov, pero está gestionado por Durov en virtud de un acuerdo con la multinacional.

UCP afirma que han obstruido las investigaciones internas llevadas a cabo para zanjar la polémica. Para meter más presión al pulso entre accionistas, el fondo ha interpuesto la demanda al mismo tiempo de que ha informado de la compra de tres empresas vinculadas a Telegram, que cubren servicios externos. El fin de este movimiento es el mismo: transferir la propiedad a VK.

Sede en Berlín

Pavel y Nikolai Durov, los hermanos que desarrollaron Telegram, defienden a capa y espada que el servicio y el Facebook ruso son dos iniciativas distintas. De hecho, ni siquiera tienen la sede social en el mismo país. Telegram está radicado en Berlín (Alemania).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad