Un juez condena a Microsoft por acosar con las actualizaciones de Windows 10

stop

Teri Goldstein, propietaria de una agencia de viajes, denunció a la compañía después de que su ordenador dejara de funcionar

Oficinas de Microsoft en París. / Reuters

Barcelona, 04 de julio de 2016 (14:41 CET)

Microsoft ha pagado caro el sistema de actualización automática de las nuevas versiones de Windows. Concretamente, la compañía ha tenido que abonar 10.000 dólares (unos 8.980 euros) a Teri Goldstein, una propietaria de una agencia de viajes que vio cómo, de repente, su ordenador dejó de funcionar por este motivo.

La actualización de Windows 10 se produjo de forma automática, en contra de su voluntad, por lo que decidió denunciar Microsoft por haber sufrido las consecuencias de esta decisión "tan agresiva para los usuarios", por parte de la compañía, y ganó el caso.

Este proceso le impidió poder seguir trabajando y ahora cuenta con casi 9.000 euros en su cuenta corriente debido a una actualización automática del sistema. Por ahora se desconoce si Microsoft deberá afrontar de la misma manera el resto de quejas que tiene sobre la mesa.

Un mensaje inoportuno y constante acaba resultando cansino, pero la alternativa, que el propio ordenador decidiera actualizarse sin que el propietario lo autorizara, es peor, según la setencia. Esto es lo que Teri Goldstein tuvo que vivir durante varios días.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad