El año del Covid fue también año récord para los coches eléctricos

A pesar de que 2020 fue un año marcado por la pandemia y el confinamiento, las ventas de coches eléctricos crecieron un 14%

Foto: Ralph Hutter

Todo apuntaba a que 2020 debía ser el año del coche eléctrico impulsado por un mayor conocimiento del público, y por la creciente oferta de modelos disponibles.

Pero con el 2020 también llegó la pandemia global de coronavirus.

Sin embargo, el coche eléctrico desafió el año pasado esta dificultad inesperada y “desafió cualquier expectativa”.

Eso incluso a pesar de que en 2020 la caída de ventas de coches (de todo tipo) fue del 14%, mayor que en la crisis financiera de 2008, y que durante al menos la mitad del año buena parte de la población estuvo confinada en algún momento.

“En el primer semestre de 2020 las medidas de confinamiento paralizaron fábricas y cadenas de suministro, por un lado, y paralizó también la demanda de los consumidores por otro,” dice la IEA en su informe How global electric car sales defied Covid-19 in 2020.

Las ventas de coches eléctricos el año pasado realmente convirtieron en 2020 en “el año del coche eléctrico”. En total, hay unos 10 millones de vehículos eléctricos en las carretera, lo que supone el 4% del parque móvil global.

“Esto equivale a un crecimiento de más del 40% en las ventas globales desde los 2,1 millones de coches eléctricos vendidos en 2019 (…) aunque impresionante, la cuota de vehículos eléctricos en el total de ventas de coches sigue siendo solo una décima parte de la cantidad de SUV convencionales.”

La IEA destaca la importancia de mantener el impulso durante 2021 y “más allá” de cara a obtener beneficios medioambientales a largo plazo: “Para encarrilarnos en el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050, el porcentaje de coches eléctricos en el total de ventas mundiales de automóviles llegar a cerca del 50% en 2030,” lo que requiere, entre otras medidas, que la legislación siga apoyando e impulsando la inversión en tecnologías limpias y de bajas emisiones.