Del súper a la web: la mitad de españoles se atreve a comprar comida online

Los compradores acompañan las visitas al súper de la compra online gracias al envío del pedido a casa. Los frescos siguen resistiéndose

Los tabús y prejuicios caen uno tras otro. Si los lineales de los supermercados eran de los pocos territorios que faltaban por conquistar a la venta online, las reticencias quedan aparcadas. El 50% de los compradores españoles ya se atreve a comprar alimentos por internet frente al 40% de hace solo un año.

Según un estudio elaborado por la Universidad Complutense de Madrid y la patronal Asedas, que engloba a Mercadona, DIA, Condis y Consum, entre otros supermercados, la principal motivación de llenar la cesta de la compra a través del teléfono y el ordenador es recibir el pedido en casa. Sin embargo, sólo el 2% de los españoles hace todas sus compras por internet. El digital todavía es un complemento para la tienda física.

Son las mujeres de entre 30 y 50 años las que más optan por este canal, que tardan entre 15 y 30 minutos en hacer la compra frente a los entre 20 y 45 minutos que dura la compra en los supermercados tradicionales. ¿Cuándo? Los días laborables (80%) y en horario laboral (75%).

Además, el informe demuestra la fidelidad de los compradores, mucho mayor que en el comercio tradicional. Los motivos: la confianza en el pago online, la velocidad en la entrega y la recepción de los pedidos en buenas condiciones.

La asignatura pendiente: los frescos

No obstante, las venta por internet todavía tienen una asignatura pendiente. Los españoles se resisten a comprar productos frescos desde su ordenador. Así, el 60% de los compradores rechazan adquirir este tipo de alimentos online. Una de las claves de la desconfianza es que la mitad de los clientes no compra nada que no conozca previamente.