Descubriendo Delft de la mano de Johannes Vermeer

La ciudad neerlandesa de Delft presenta un circuito de arte y turismo para conocer el legado del ‘La joven de la perla’ en sus calles y museos

La Nieuwe Kerk (Nueva Iglesia), una de las joyas de Delft. Foto Michael Kooren

Uno de los maestros de la escuela flamenca, un artista barroco capaz de capturar la luz como nadie, Johannes Vermeer es conocido por su obra maestra La joven de la perla, pintura de fama mundial realizada en una carrera de la que se conocen muy pocos trabajos, apenas unos 37 cuadros, ya que por lo general pintaba por encargo de mecenas más que de vocación artística.

Su verdadero nombre era Johannes Vermeer van Delft, lo que evidencia la sólida relación de su vida con esta ciudad de los Países Bajos.

Reserva con Booking tu hotel en Delft y otros destinos pinchando aquí

Atractivos de Delft

Ubicada a mitad de camino entre Róterdam y La Haya, la agradable ciudad de Delft, cruzada por canales y con fuertes vínculos con la familia real está llena de huellas históricas que pueden ser descubiertas en una jornada o dos de paseos relajados.

Un día o a lo sumo dos bastan para conocer el centro de Delft y su vinculación con Johannes Vermeer

La callejuela retratada por Veermer. Foto Michael Kooren – Visit Delft

La riqueza que llegó hacia el siglo XVII le permitió construir una importante serie de edificios como el Ayuntamiento, diseñado en estilo renacentista para reemplazar un edificio destruido por un incendio.

Su arquitecto, Hendrick de Keyser, es autor de la rica tumba de Guillermo de Orange en la iglesia Nieuwe Kerk, que también vale la pena visitar.

Uno de los mayores atractivos de esta ciudad es la fábrica De Koninklijke Porceleyne Fles, la única sobreviviente dedicada a la industria de la cerámica azul, que data del siglo XVII, y que como marca la estricta tradición de su producción se sigue pintando a mano.

Interior de la Iglesia Vieja, donde está su tumba. Foto Michael Kooren – Visit Delft

Veermer y Delft

Pero ahora toca hablar de pintura, más concretamente de la de Veermer, porque esta ciudad holandesa (sí, se encuentra en la provincia de Holanda Meridional) prepara un programa en homenaje a su hijo predilecto desde el 10 de febrero al 4 de junio.

Entre las actividades habrá una exhibición en el Museo Prinsenhof de Delft donde podrá comprar productos especiales relacionados con el artista.

La muestra El Delft de Veermer presentará obras del afamado artista junto con piezas de pintores contemporáneos, así como cerámicas, tapices, archivos y documentos que permitirán esbozar un retrato de la ciudad de siglo XVII.

En paralelo, pero en Ámsterdam, el Rijksmuseum organizará la primera muestra de Veermer en su historia. Esta promete ser la exposición dedicada a su obra en la historia. Previamente ese museo examinará el arte del pintor a través de sus elecciones artísticas y las motivaciones que lo inspiraban.

Fachada del Centro Veermer. Foto Michael Kooren – Visit Delft

La ruta Veermer

El ayuntamiento prepara una ruta por doce ubicaciones del centro de la ciudad relacionadas con su vida y obra de Veermer, como el Centro Veermer, donde se pueden ver pinturas a tamaño real, visitar la recreación del atelier donde trabajaba y aprender sobre su proceso creativo que le permitió gestar obras como La lechera o El edificio, que perteneció a un gremio de artesanos del que Veermer fue miembro en 1653, presenta una bonita fachada rehabilitada en 2006.

En varios puntos de Delft hay cubos que informan la relación de Veermer con esta ciudad neerlandesa

En las estrechas calles flanqueadas por canales se puede encontrar unos seis cubos que contienen información sobre el artista y algunos de sus cuadros como La callejuela.

En la Iglesia Vieja se puede visitar la tumba de Veermer y sus tres hijos, y en el muelle de Hooikade, a 10 minutos del centro es posible tener la perspectiva que aprovechó el pintor para crear otra de sus grandes cuadros, la Vista de Delft, una de las mejores radiografías urbanas de esta ciudad neerlandesa.

Exposición de Vermeer. Foto Michael Kooren – Visit Delft

Sin embargo, para ver el original de ese cuadro y del famoso La chica de la perla hay que ir al museo Mauritshuis de La Haya. Pero son solo 25 minutos de coche, así que no hay excusa para conocerla en persona.

Vuela con Iberia a Delft y otros destinos pinchando aquí

a.
Ahora en portada