El alcalde de Valencia eleva la tensión contra Volkswagen e Iberdrola: Primero la agricultura

Iberdrola y Volkswagen ignoran a los concejales de Compromís mientras confían en los acuerdos con la Generalitat

joan ribo alcalde valencia

Joan Ribó, alcalde de Valencia. Foto: EFE.


El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha elevado la polémica de Compromís contra la instalación fotovoltaica de Iberdrola junto a la gigafactoría de Volkswagen en Sagunto. El primer edil ha pedido que el nuevo parque fotovoltaico “no destruya determinadas zonas agrícolas” mientras ha incidido en que Sagunto es una zona con gran terreno agrícola donde, según defiende, “no se puede pasar por encima de los agricultores”.

La posición de Ribó acrecienta el enfrentamiento creado este martes por el concejal de urbanismo de Sagunto, Quico Fernández (Compromís), en el que pedía “una reducción del impacto ambiental de la planta fotovoltaica que surtirá de energía a la gigafactoría”.

La postura del edil de Compromís es fragmentar en tres o cuatro instalaciones el proyecto fotovoltaico propuesto por Iberdrola y Volkswagen y que tiene el beneplácito de la Generalitat. También existe un deseo del concejal de urbanismo de Sagunto de que la planta se suministre de agua a través de la desaladora de la población.

Compromís pone problemas a la gigafactoría como ya lo hizo con la ampliación de la V-21 y lo está haciendo con la ampliación del Puerto de Valencia

Estas reacciones de Compromís son las primeras oposiciones que aparecen en la Comunidad Valenciana en contra de la gigafactoría de Volkswagen y siguen la línea que el partido ha mantenido en est zona. Precisamente Compromís y, especialmente Joan Ribó, se posicionó en contra de la ampliación de la V-21, autovía que une Valencia con Sagunto y cuyas obras están previstas que se acaben en otoño.

En aquella polémica alimentada por Ribó, la defensa de las zonas agrícolas fue el motivo que usó Compromís para intentar frenar la ampliación de uno de los accesos más colapsados de la ciudad. Ahora, con la coletilla de que no se está en contra de la gigafactoría, el alcalde de Valencia vuelve a alimentar dificultades para el desarrollo económico igual que también ha hecho recientemente al oponerse a la ampliación del Puerto de Valencia.

El concejal de Sagunto que inició la polémica insistió ayer a Economía Digital que la Generalitat debe ofrecer “compensaciones ambientales a Sagunto” por tener la gigafactoría, lo que implica considerar como algo negativo la inversión y creación de empleo que allí se realizará. Quico Fernández aclara: “La mayoría desconoce el tema de la planta fotovoltaica. Piensan que va en las cubiertas”. La instalación tiene previsto ocupar 2,5 millones de metros cuadrados.

Las dos empresas implicadas en la instalación, por su parte, pasaron página respecto a la polémica alimentada por los concejales de Compromís. “Podemos decir que todo avanza según lo acordado con Volkswagen y la Generalitat”, aseguraron desde Iberdrola mientras Volkswagen dijo: “El proyecto de la gigafactoría sigue avanzando, según los pasos previstos”. Las pretensiones de Compromís no están en estos acuerdos ya que el propio Quico Fernández ha reconocido que su nueva petición llega después de que se anunciara la inversión.

Fuentes empresariales consultadas rehusaron ayer entrar en la polémica. Aseguran que son posicionamientos puntuales de concejales (otra cosa es si se suma alguien de la Generalitat) y existe el convencimiento de que la instalación fotovoltaica cumplirá todos los requisitos exigibles.

Carlos Mazón pide facilidades para las inversiones

El Partido Popular, por su parte, sí que entró de lleno. Carlos Mazón pidió que los partidos del Consell de Puig “dejen de poner palos en la rueda a la llegada de inversiones a la Comunitat”.

El presidente del PPCV indicó: “Hay que abordar esta cuestión con seriedad y responsabilidad porque nos jugamos mucho. Estamos hablando de un gran proyecto fundamental para la economía valenciana como es la gigafactoría de Volkswagen. Es lamentable que ahora salgan desde Compromís con que hay que trocear el proyecto mientras continúan empeñados en ir contra el Puerto de Valencia que es esencial para la entrada y salida de mercancías, necesaria también para la futura planta de baterías”.

Mazón ha recordado también que se ha reunido recientemente con los directivos de la gigafactoría “y el PPCV está sin fisuras al lado de agilizar, favorecer y atraer lo antes posible esta inversión que debe ponerse en marcha en los plazos previstos. Lo último que debe hacerse en estos momentos es, en lugar de dar facilidades para agilizar la implantación del proyecto, poner más pegas y dificultades que ponen en juego el futuro de la Comunitat Valenciana”.