El Ayuntamiento de Valencia concede la licencia de obra a MSC para su plataforma logística en la ZAL

Catalá activa esta licencia para un proyecto de más de 30 millones de euros a MSC, que amagó con abandonar el proyecto

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El Ayuntamiento de Valencia ha concedido la licencia de obras de nueva planta a Mediterranean Shipping Company (MSC) para la ejecución de obras de un edificio de uso industrial destinado a albergar una nueva plataforma logística de frío con oficinas que estará situada en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Valencia.

Según ha explicado el concejal de Urbanismo, Juan Giner, “MSC cuenta con licencia tanto de obra como de actividad para la instalación de una plataforma logística dentro de la ZAL. De esta forma podemos decir que la palabra de la alcaldesa Mª José Catalá se ha cumplido. La apuesta del gobierno de la alcaldesa de la ciudad de Valencia por dinamizar, por atraer inversiones, por generar certidumbre y seguridad jurídica es firme”.

Además, ha continuado Juan Giner, “en este caso concreto es una realidad que supone una inversión de más de 30 millones de euros sobre una superficie de más de 25.000 m2”.

La nueva plataforma, cuyo edificio industrial se destinará para el almacenamiento de productos de alimentación de origen vegetal y animal, refrigerados y congelados, se ubicará en una nave logística de nueva planta de 25.669,12 m2, dentro de una manzana de 39.600,65 m2 de superficie, de la ZAL del Puerto de Valencia.

“Una de las constantes que está definiendo las prioridades del equipo de gobierno es el trabajo para desatascar el caos que nos encontramos con más de 22.500 licencias a la espera de una resolución. Porque detrás de cada expediente hay una inversión, una iniciativa, la creación de puestos de trabajo y el desarrollo y crecimiento de Valencia. Y ejemplos como la licencia que se ha concedido a MSC demuestra que era necesario un cambio”, ha señalado el concejal.

Así será la nueva nave de MSC en la ZAL

La nueva nave estará equipada con cámaras frigoríficas (congelación, refrigeración y bajas temperaturas), donde se mantendrán los productos a temperaturas +2ºC, +8ºC y -25 ºC; con sistema automático de estanterías compactas y zona de estanterías móviles para labores de picking. La edificación, además, cuenta con oficinas, laboratorios de inspección y vestuarios, así como sus correspondientes muelles de carga y recepción de mercancías, diferenciados en origen vegetal y animal.

La nave logística también dispondrá en su interior con salas técnicas auxiliares, vestuarios y sala de descanso de personal, sala de descanso de transportistas, salas de control y cuartos de residuos. En el espacio libre de la parcela se distribuye el aparcamiento para vehículos y las vías de circulación y muelles de carga y descarga para camiones. Situado en el acceso al recinto se ubica la caseta de control y en otro punto del espacio libre está depósito y sala de bombas.

Catalá saca pecho tras el amago de MSC

La concesión de esta licencia de obra llega después de tiras y aflojas que llegaron hasta un amago de MSC de abandonar el proyecto. A principios de este año, la alcaldesa de Valencia anunció que tanto la licencia para la reanudación de las obras del nuevo Mestalla como la licencia que MSC pedçia para la ZAL del puerto de Valencia estarían listas en este primer trimestre del año.

El Ayuntamiento cumple así con el ultimátum que dio la compañía italo-suiza. Fue el pasado 13 de noviembre cuando la naviera anunció que renunciaba a las parcelas que tenía concedidas . Aquello ocurrió cuando la ampliación del Puerto todavía no tenía el ok del Consejo de Ministros, lo que sembró de incertidumbre el futuro de las inversiones de la compañía en Valencia.

La autorización para la ampliación tenía que venir del Consejo de Ministros mientras que la licencia de la ZAL es cuestión del Ayuntamiento de Valencia. Los gobiernos populares tanto de la Generalitat (Mazón) como del Ayuntamiento (Catalá) recibieron con sorpresa el anuncio de MSC de renunciar a la ZAL.

Carlos Mazón, presidente de la Generalitat, y Francisco Lorente, presidente de MSC, hablaron sobre que «MSC da un ultimátum de tres meses a Mazón y Catalá para volver a apostar por la ZAL» y el naviero rebajó el tono.

Consultadas fuentes de MSC por parte de Economía Digital a finales de diciembre, estas confirmaron que, efectivamente, la naviera dio un plazo de «dos o tres meses» para resolver este asunto con el Ayuntamiento de Valencia y pasado el primer mes, tampoco confirmaron conversaciones activas con el equipo de gobierno local. Finalmente, parece que el consistorio valenciano ha escuchado el ultimátum de la concesionaria de la futura terminal norte del puerto de Valencia.

Tras este anuncio por parte del Ayuntamiento de Valencia, Catalá ha reivindicado que «ahora en Valencia hay seguridad jurídica y un Ayuntamiento que apuesta, claramente, por proyectos que crean empleo y que nos hacen una tierra competitiva». «Hoy hemos dado luz verde a la licencia de obra de MSC para instalar una nueva plataforma logística en la ZAL del Puerto», añadía.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta