La cerámica pide ayudas a Sánchez y medidas contra el dumping de India y China a Bruselas

La patronal del sector azulejero (Ascer) hace balance de 2023: "Todos los datos son negativos"

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Las empresas del sector de la cerámica, representadas por Ascer, la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos, demandan ayudas directas y mejoras en el PERTE de descarbonización industrial al Gobierno de Pedro Sánchez, así como renovar y ampliar las medidas antidumping puestas en marcha por la Comisión Europea para competir en igualdad de condiciones también ante China, Turquía y la nueva gran amenaza, los productores de la India.

El presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu Lluesma, y los vicepresidentes Miguel Nicolás Prior e Ismael García Peris han presentado los principales indicadores del sector y los desafíos que afronta la industria en una rueda de prensa en la que Nomdedeu ha hecho balance de un 2023 en el que «todos los datos son negativos». Primero la crisis de la covid-19, después la guerra en Ucrania, en estos últimos meses el conflicto en Gaza y ahora el creciente problema en el Mar Rojo no han hecho más que agravar la situación de una industria que no atraviesa sus mejores tiempos.

«Todos los datos son negativos. Son la confirmación de todo lo que hemos ido intentando predecir durante todo el año. La necesidad de ayudas a corto, medio y largo plazo las seguimos teniendo. A corto plazo necesitamos ayudas directas que ayuden a nuestra tesorería y que compensen las pérdidas de estos años. A medio plazo necesitamos que las ayudas entiendan que tenemos proyectos estructurales», ha expuesto el presidente de la patronal de la cerámica y el azulejo.

En concreto, a falta de los datos de cierre del año, Ascer cifra entre un 16 y un 20% el descenso en ventas en el sector, mientras que el empleo «solo ha caído un 12% porque esos costes van a cuenta de nuestras empresas», ha dicho Nomdedeu, que ha añadido que por ello necesitan que el Gobierno central les proporcione esas ayudas. «Mientras no las tengamos, los competidores siguen creciendo y nosotros seguimos pensando en cómo salvar nuestras empresas cada día. Esto está labrando un problema de competitividad. Para algunos se es más permisivo en todo, en lo medioambiental, lo laboral o incluso en lo moral», ha denunciado.

La amenaza de India no deja de crecer

Por el lado de la producción, la senda sigue la misma línea, con dos años seguidos «en caída libre de producción«, con un descenso en este 2023 de un 18,3% del Índica de Producción Industrial (IPI) entre enero y octubre, que puede cerrar el año alcanzando el 20%, alrededor de 400 millones de metros cuadrados. Se trata de una cifra que no se registraba desde 2011/2012. En el último encuentro del Foro Mundial de Fabricantes de Cerámica se constató que la producción en Europa sigue una tendencia decreciente, también en EE.UU. y en China, mientras que en otras zonas, como Indonesia, sudeste asiático o India, por el contrario, crece. Especial mención al crecimiento productivo de India, que en 2022 se colocó en segunda posición mundial, con una producción de 2.837 millones de m2.

Las ventas del sector caen en España, pero todavía más sus exportaciones a países como Alemania o Francia. Además, el futuro próximo no es mucho más halagüeño para este sector: «No solo este año ha sido complicado, el venidero también lo va a ser. Los malos indicadores se van a mantener al menos los seis primeros meses de 2024», ha avanzado Nomdedeu. En concreto, los últimos datos de exportación, disponibles hasta el mes de octubre, son de 3.053,5 millones de euros, un -16,7% en valor y un -23,3% en volumen respecto al mismo periodo del año anterior. También ligan esta situación a la pérdida de competitividad de los productores españoles frente a «una competencia muy agresiva», tanto de países productores como de otros materiales sustitutivos, sumado a la situación inflacionista, que se traduce en una ralentización del mercado de la construcción y la reforma.

Unos objetivos de descarbonización «inalcanzables»

Otra de las principales problemáticas de una industria gasintensiva como esta es la factura energética. En este 2023, el consumo de gas natural cae en paralelo con la reducción de la producción y la estimación, a falta de cerrar el año, es que el consumo alcance los 12 TWh, frente a los 14,9 TWh de 2022 o los 17 TWh de 2023. Con un precio medio en 2023 de 48€/MWh (TTF) y 44€/MWh (Mibgas) la factura gas podría estar alrededor de los 538M€, casi el doble que en 2020 para un consumo de gas ligeramente menor y menor producción. La electricidad tiene un menor peso en el mix energético y crece la generación propia a través de cogeneración y autoconsumo. La factura final de electricidad se situará entorno de los 149 millones de euros, con una factura global energética estimada en unos 687 millones de euros, aproximadamente un 14,5% de la cifra de ventas totales esperada del sector.

Directamente relacionado con este asunto, está el de la descarbonización de la industria cerámica. Sobre los desafíos en el corto, medio y largo plazo, se ha subrayado que se deben principalmente a factores externos con un gran impacto en este sector: el precio de la energía y las regulaciones provenientes de la Unión Europea, factores que restan competitividad en los mercados. En este proceso de descarbonización, se trabaja en la búsqueda de tecnologías alternativas –gases renovables (h2 y biometano), electrificación y captura de CO2 – pero están todavía en una fase embrionaria y desde ASCER señalan que no son viables en el corto-medio plazo para su aplicación en el sector cerámico.

Se han desarrollado dos estudios en 2023 con el apoyo de la Conselleria de Hacienda de la Generalitat para cuantificar económicamente el coste de la descarbonización del sector a través de las dos principales alternativas, la electrificación y la implantación del hidrógeno en el sector; y un segundo estudio para avanzar en la oxicombustión como modo de reducción de consumo de gas en los hornos cerámicos. «Ambos estudios ponen una vez más de manifiesto la dificultad para alcanzar los objetivos de descarbonización y la necesidad de contar con un firme apoyo de las administraciones», ha señalado el vicepresidente de Ascer Miguel Nicolás Prior.

«La industria española necesita contar con el firme apoyo de las administraciones, tanto en el aspecto económico como en el aspecto regulatorio vista la gran dificultad técnica a la que nos enfrentamos y el enorme reto económico que supondrá la transición energética», ha agregado, al tiempo que ha lamentado que el Perte destinado a la descarbonización industrial «se aleja del objetivo» porque tiene grandes barreras de acceso, como la baja financiación de los proyectos, la estricta ley general de subvenciones o los plazos de ejecución «irreales». «Los porcentajes de reducción de emisiones son objetivamente inalcanzables», ha manifestado Prior.

Defensa del producto europeo

En cuanto a las acciones relacionadas con la defensa comercial y promoción de la cerámica y el azulejo, han anunciado que en 2024 se trabajará en la defensa del material europeo frente al proveniente de países extracomunitarios. Se explorarán cuantos procedimientos comerciales de defensa haya a disposición del sector para «continuar equilibrando las reglas del juego en la UE«. Se trabajará a nivel europeo para proponer por parte de la industria «regulaciones que realmente equilibren la competencia en el mercado interno y que vayan más allá del dumping económico y evalúe otros factores como el respeto al medio ambiente, a las condiciones laborales éticas y justas, etc».

«El primer reto para 2024 va a ser Europa, esto se cuece en Europa. No podemos ir solos. Hasta ahora íbamos con los italianos y ni eso es suficiente. Tenemos que hacer un plan para ir a Europa para pedir lo que realmente necesita la industria cerámica de Europa para poder competir con todos esos países que cada día nos comen más mercado. Buscaremos alianzas con portugueses, polacos, checos y todos aquellos que tengan una industria significativa en el sector», ha puesto de relieve el presidente de ASCER.

En este sentido, se ha incidido en la importancia de que desde los organismos europeos se establezcan marcos regulatorios que permitan a la industria mantener su competitividad. Por otro lado, se ha insistido en la necesidad de contar con ayudas a nivel nacional a corto plazo y a medio plazo, así como en un plan de reindustrialización de España, con un marco normativo que respalde la transformación industrial mucho más allá de la Ley de Industria prevista.

Próximos pasos del sector de la cerámica

Desde ASCER se continuará con la organización tanto de seminarios alrededor del mundo como de misiones inversas para mejorar el conocimiento del material y de sus ventajas entre los públicos objetivo: arquitectos, distribuidores, colocadores y medios de comunicación. Así como el apoyo a participación en ferias internacionales con especial énfasis en los mercados clave: EEUU, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. Otras iniciativas promovidas desde ASCER para la difusión y mejora del conocimiento de los usos del material son los Premios Cerámica de Arquitectura e Interiorismo o la Red de Cátedras de Cerámica en Escuelas de Arquitectura.

En cuanto a la principal feria española, Cevisama, la patronal cerámica ha puesto en valor su apoyo a este certamen, en el que invita a las empresas a que lo apoyen, además de otras iniciativas como la de invitar a cerca de 100 periodistas a visitar tanto la feria como las fábricas o la entrega de sus Premios Cerámica de Arquitectura e Interiorismo. Preguntado por parte de Economía Digital por la participación de la empresa del presidente de ASCER, Azteca Cerámica, Nomdedeu ha señalado que el apoyo de la patronal es patente, pero no pueden obligar a ninguna firma a acudir y cada una será la responsable de valorar si le es rentable estar presente en Cevisama. En este caso, Azteca Cerámica no acudirá a Cevisama 2024.

Finalmente, preguntados por la situación del convenio del sector, desde Ascer han indicado que en este momento no tienen prevista ninguna reunión, aunque las partes negociadoras están analizando esta cuestión antes de intercambiar posiciones. «La responsabilidad de trabajadores y empresarios nos ha llevado siempre a un entente. Esperemos que en los próximos meses lleguemos a un acuerdo porque será beneficioso para la sociedad de Castellón», han concluido.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta