Ford Almussafes fabricará el Mustang eléctrico en 2026 para salvar 3.000 empleos

Los empresarios valencianos auguran un 2024 y 2025 con problemas para la supervivencia de la fábrica hasta que entre en producción el modelo icónico, del que se espera superar las 100.000 unidades al año

ford valencia 1

Un trabajador de Ford Almussafes.

La factoría de Ford Almussafes (Valencia) fabricará el Mustang a partir de 2026, según han informado a Economía Digital desde una de las grandes multinacionales de la industria de la automoción. Pero hasta entonces, la situación es complicada. El empresariado valenciano asume que vienen tiempos muy complejos en los que la producción en la planta caerá a la mitad, lo que provocará un excedente de plantilla en la factoría de hasta 3.000 personas.

Algunos empresarios calculan un 30% de reducción de plantilla en la fábrica y otros elevan su previsión al 50%. Además, se prevén graves problemas en las empresas proveedoras que son muy dependientes de Ford.

“Tenemos claro que en 2026 habrá carga de trabajo. La cuestión está en cómo vamos a llegar, si sobreviviremos y cuántos se quedarán por el camino en el parque de proveedores”, explica un empresario valenciano del sector. “La nueva movilidad eléctrica y conectada va a suponer una gestión compartida por las plantas, por lo que no van a ser necesarias todas las personas que están ahora en las oficinas”, apunta un directivo en contacto con el departamento de recursos humanos de Ford Almussafes.

Un portavoz de Ford Almussafes rechaza por su parte que se haya optado ya por la llegada del nuevo vehículo y asegura que desde el fabricante «no hay una decisión al respecto de la adjudicación» del Mustang para la planta valenciana. «Alineados con nuestra ambición de impulsar el futuro de la movilidad en Europa y convertirnos en un fabricante líder de vehículos eléctricos totalmente conectados, continuamos transformando nuestras operaciones industriales», apuntan desde Ford. «Esto incluye una evaluación cuidadosa de nuestras capacidades de fabricación europeas y la inversión necesaria para satisfacer la creciente demanda de vehículos eléctricos alimentados por batería y servicios conectados. Hasta que se complete este proceso, no podemos proporcionar más comentarios», añaden.

“Tenemos claro que en 2026 habrá carga de trabajo. La cuestión es cuántos se quedarán por el camino en el parque de proveedores»

La planta de montaje valenciana acaba de finalizar la producción del Mondeo. En octubre de este año dejará de montar la furgoneta Transit Connect para el mercado americano. Ambos suponen en el entorno de un 20% de la producción de la factoría. Además, entre finales de 2023 y 2024 está previsto que acabe la producción de S-Max, Galaxy y de la Transit Connect para el mercado europeo. Estos tres modelos suponen otro 20% la producción de la factoría, aproximadamente.

El 60% restante, que aglutina el Kuga, sí que está garantizado. Los ejercicios que se ven con mayor preocupación son 2024 y 2025, año en el que está previsto el fin de la producción del Focus en Ford Saarlouis, planta amenazada de cierre. Los sindicatos de Ford de toda Europa están ahora reunidos en Colonia. El encaje de bolillos es complejo.

Esta semana sorprendió la dirección de Ford Almussafes a los sindicatos con el anuncio de un nuevo ERTE de 15 días

El gran problema al que se enfrenta Ford en España es que las medidas de flexibilidad habituales, como los ERTE, empiezan a agotarse. Esta semana sorprendió la dirección de Ford Almussafes a los sindicatos con el anuncio de un nuevo expediente de suspensión temporal de empleo de 15 días para el segundo trimestre de este año. Ya se negoció un ERTE de 15 días para el primer trimestre de este año.

Las decisiones que se tomen respecto a retrasar la salida de vehículos o acelerar la llegada de los nuevos cambiará el margen de la factoría para tomar medidas. Una vez se hagan oficiales los planes de producción es previsible que empiecen las soluciones imaginativas para reducir la cifra de hasta 3.000 empleos amenazados. En 2009, UGT planteó un ERE de 600 despidos de los cuales 400 fueron recontratados pasados tres años, un plan que se ejecutó tal y como se pactó.  

Mustang, el icono que garantiza el futuro de Ford en Valencia

El objetivo de Ford con la versión eléctrica del Mustang es que se convierta en un modelo líder de ventas en un entorno en el que el coche eléctrico tenga más peso que el actual. Fuentes del sector prevén más 100.000 unidades al año, lo que junto a la continuidad del Kuga daría a Almussafes suficiente carga de trabajo como para tener en 2026 una plantilla similar a la actual.

Cuando UGT explicó en youtube las condiciones del acuerdo con la dirección de Ford para recibir nuevas adjudicaciones en Almussafes ya puso en alerta a sus afiliados para que pensaran en el Mustang. Las medidas de flexibilidad acordadas, según UGT, son “para evitar que suceda, por ejemplo, lo que está pasando aquí con el Mustang, que no son capaces de fabricar tantos coches como los clientes están demandando».

Ford Mustang Mach e eléctrico. Imagen: Ford
Ford Mustang Mach e eléctrico. Imagen: Ford

El cambio que experimentará la factoría con la llegada del Mustang será diferente de los vividos hasta la fecha. “Montar un coche eléctrico es completamente distinto a uno de combustión. Tiene muchas menos piezas. No hay tubo de escape, alternador, piezas para disipar el calor… Hacen faltan menos piezas del parque de proveedores y menos empleados para montar el coche”, explica un directivo de la automoción que trabaja con la factoría de Ford Almussafes.

“Se están planteando nuevos negocios complementarios relacionados con el concepto de ‘second life’ con las baterías del Mustang que va a llegar ya que se contempla que, tras su uso para mover el vehículo, las baterías del Match-e tendrán capacidad de almacenar energía equivalente a la que necesita una casa con aire acondicionado durante una semana”, añade la misma fuente.

Avatar