Ford vuelve a modificar el calendario del ERTE en Almussafes

La dirección de Ford justifica la toma de la decisión por la inestabilidad en el suministro de semiconductores y componentes

Ford. Foto: EFE.

Nuevas fechas para el ERTE en Almussafes. La dirección de Ford ha modificado de nuevo el calendario del ERTE que tiene en vigor la fábrica valenciana por la inestabilidad en el suministro de semiconductores y componentes derivados. Así, la dirección ha comunicado la necesidad de mover la parada prevista para el 19 y 20 de este mes al 18 y 19 de mayo.

Así lo ha trasladado en una nueva reunión de la comisión de seguimiento del ERTE de Ford, celebrada este miércoles, según ha informado el sindicato mayoritario en la fábrica de Almussafes, UGT, en un comunicado.

Nueva prórroga del ERTE

En diciembre, la dirección de Ford acordó con la UGT una nueva prórroga del ERTE hasta el 30 de junio, en las mismas condiciones salariales en las que se ha venido desarrollando hasta el momento. Las condiciones salariales de los ERTE que se han estado desarrollando pasan por un 80% del salario y el 100% de las pagas, preservando antigüedad y vacaciones.

Sobre las causas, en lo que respecta a la fabricación de vehículos, UGT explicó que la situación del mercado internacional de componentes y semiconductores «se muestra todavía incapaz de satisfacer la demanda global de los productos», un hecho que hace que «todos los fabricantes del sector del automóvil se estén viendo obligados a parar semanas completas para coordinar el suministro de componentes con la capacidad de fabricación».

Un trabajador de Ford Almussafes

Además, «a la escasez de chips, que sigue golpeando con fuerza las fábricas, se han unido la incertidumbre y los problemas de suministro por la invasión de Ucrania y actualmente el incremento de la incidencia del covid en China», indicó el sindicato mayoritario.

En cuanto a motores, «debido a escasez de semiconductores a nivel global, los problemas de capacidad de proveedores en relación con la situación de la pandemia de covid-19 y las dificultades en el sector logístico para cumplir con las entregas y los envíos programados, la demanda de motores de Valencia se ve afectada siendo mucho menor que la esperada», ha expuso.

700 empleados afectados

Desde la dirección apuntaron que podrían ser «unas 700 personas afectadas en ERTE parcial», pero que «se podría calcular y hacer una estimación». Sin embargo, acordaron que ningún trabajador se verá afectado más de 70 días de ERTE y que se aplicará un sistema de rotaciones.

Cabe recordar que la fábrica valenciana ha estado encadenando varios ERTE desde 2020 que afectan a la totalidad de la plantilla de forma parcial o total.

Avatar
Ahora en portada