Mercadona solo obtiene el 1% de sus ingresos de la venta por internet

La compañía frenó el negocio online durante la primera oleada de la pandemia. La web ya no es una “mierda” y por primera vez se volvió rentable para la empresa

39a5c4c9db33df284fde49a2c66c1f9a81de5aa7

El presidente de Mercadona, Juan Roig, durante la presentación de los resultados de 2020.

Hace ya cuatro años que el presidente de MercadonaJuan Roig, dijo aquello de “nuestra página web es una mierda”. De 2017 a 2021 la cadena de supermercados centró buena parte de sus esfuerzos en hacer olvidar la comparativa fecal y abrió tres colmenas en MadridBarcelona y Valencia para atender a la venta online. El camino por recorrer todavía es largo: hoy el negocio por internet solo representa el 1% de la facturación total.

Juan Roig hizo balance este martes del año de la compañía, marcado inevitablemente por la pandemia. En un ejercicio en el que las ventas ascendieron el 5,5% hasta los 26.932 millones y las ganancias escalaron el 17% hasta los 727 millones, las nuevas tendencias de consumo apenas dejaron huella en los ingresos de la empresa. “Las ventas por internet se duplicaron, pero su peso es todavía del 1%”, señaló el directivo.

La facturación a través de la web de Mercadona fue de 176 millones de euros en 2020 repartidos en 1,2 millones de pedidos. Y durante la primera oleada de la pandemia, la compañía frenó la distribución de las compras por internet para priorizar a los clientes que acudían a sus supermercados. Con la paulatina normalización de la situación, las furgonetas volvieron a salir desde los centros logístico.

«La mejor noticia es que la venta en internet ya es rentable para Mercadona», celebró el dirigente. Con 1.400 empleados en la división, las inversiones de la compañía se dejaron notar. 

Mercadona invirtió 12 millones de euros en la apertura de la colmena de Madrid

«Ahora tenemos una de las mejores webs en las regiones en las que se puede comprar online, en las otras…», zanjó el directivo. Activa en Barcelona, Madrid y Valencia, la venta por internet ya representa un 4% del total en las tres zonas. Sin embargo, el servicio no está ni siquiera disponible en el 100% de la provincia. Todavía hay zonas dentro de las regiones a las que no se abastece desde las colmenas.

Con 1.500 millones de euros en inversiones previstas para este año, 2021 no será el ejercicio del salto del negocio digital a un nuevo nivel. La mayor parte del gasto irá destinado a la transformación de tiendas. «Durante este año no se abrirá ningún otro centro, pero para el futuro se mira a ciudades como SevillaBilbao o Alicante«, dibujó Roig durante su comparecencia antes los medios de comunicación.

En 2020, la partida destinada a la unidad de negocio fue de apenas 12 millones de euros con la inauguración de la nave de Madrid, que abrió sus puertas en abril. Hasta el cierre del año atendió 319.000 pedidos.

Mercadona en el año de la Covid-19

Impulsada por el auge de las ventas de la pandemia, Mercadona consiguió el año pasado unos beneficios de 727 millones de euros. Las ganancias de la compañía escalaron el 17% frente a los 623 millones de euros registrados prepandemia.

El presidente de la empresa celebró la reacción de la organización frente a la primera oleada del virus, que tensionó la operativa de las compañías del sector. “El año pasado prometimos que mantendríamos el abastecimiento de los productos y así ha sido”, presumió el dirigente español.

La organización consiguió incrementar el 5,5% la cifra de negocio, que escaló desde los 25.500 millones de euros hasta los 26.932 millones. Sin embargo, la compañía perdió medio punto de cuota de mercado y se quedó en el 26,4%. “Nos ha perjudicado la caída de turistas, la migración de las tiendas fuera del centro y que algunos de nuestros competidores lo están haciendo mejor que nosotros”, admitió.