Sagunto envía un informe desfavorable a la Consejería para la planta fotovoltaica de la fábrica de Volkswagen

El Ayuntamiento de Sagunt destaca que "el posicionamiento lo ha establecido el departamento de urbanismo", no la Junta de Gobierno Local

Vista aérea de los terrenos de Parc Sagunt II donde está prevista la instalación de la fábrica de baterias de Volskwagen. EFE/Biel Aliño

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de la localidad valenciana de Sagunt ha dado el visto bueno a la construcción de la gigafactoría del grupo Volkswagen en Parc Sagunt II, pero ha mostrado su disconformidad respecto la instalación de la planta fotovoltaica asociada al proyecto. Así ha expresado su posición en un informe técnico del área municipal de Urbanismo sobre el Proyecto Territorial Estratégico (PTE) que remitirá a la Consejería de Transición Ecológica.

El informe se enmarca en el periodo de alegaciones abierto para la aprobación del PTE, el instrumento urbanístico que contempla las instalaciones de plantas solares ligadas al plan de la gigafactoría, según han indicado fuentes del Gobierno municipal a Europa Press. La Concejalía de Urbanismo, en un informe firmado por el responsable técnico y el concejal del área, que pertenece a la formación política Compromís, se ha mostrado en contra de esta parte del plan por su «alto impacto en el territorio».

Desde el Ejecutivo municipal han remarcado que «el posicionamiento lo ha establecido el departamento de urbanismo» de acuerdo a criterios técnicos, no la Junta de Gobierno Local, que con su aprobación solo «reconoce la existencia» del documento y da traslado del mismo a la Consejería para que «tenga en cuenta» sus observaciones, pero no expresa su propia posición.

En ese sentido, las mismas fuentes recalcan que el informe no es preceptivo y que, al ser de naturaleza técnica, el gobierno local «no tiene más margen de maniobra» que «dar parte» de sus conclusiones técnicas a la administración autonómica.

Impacto ambiental de la instalación fotovoltaica

Por su parte, el grupo de EUPV, que forma parte del gobierno local junto a PSPV y Compromís, ha mostrado su respaldo a la gigafactoría pero ha advertido del «enorme impacto» de la instalación fotovoltaica, que «no aporta nada positivo» y «supone la destrucción de casi cuatro millones de metros cuadrados de terreno catalogado como de alto valor agrológico y además en producción», ha criticado en un comunicado.

Terrenos en los que se prevé construir la gigafactoría de Volkswagen. EFE/ Biel Aliño

EUPV ha recalcado que la instalación «no es una condición de los fondos del PERTE», «supone una mínima parte del consumo total de energía necesario para la gigafactoría» y es «absolutamente innecesaria» dentro del proyecto porque «solo aporta impactos negativos en el territorio». «La decisión es absolutamente arbitraria y únicamente de carácter económico, un negocio redondo para Iberdrola que nada tiene que ver con el concepto de transición ecológica», ha aseverado.

«Vamos a exigir al Gobierno Valenciano que tome las medidas oportunas para garantizar la instalación de este proyecto industrial tan positivo para nuestra Ciudad sin la instalación de la macro planta fotovoltaica», ha señalado la formación.