Valencia cobrará un impuesto a las empresas de ‘motosharing’

Tras dos años sin marco legal, el Ayuntamiento ha puesto en marcha el cobro de tasas por los permisos de circulación

motos electricas

La aprobación del marco legal se ha retrasado dos años. Foto: EFE.

Las empresas de vehículos compartidos se han extendido por toda Europa durante los últimos años. El motosharing (motocicletas y ciclomotores), de hecho, se ha hecho muy popular en Valencia. Tras años de funcionamiento, ahora el Ayuntamiento quiere regular este sistema.

La concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, ha puesto en marcha un procoeso que terminará en la aprobación de tasas a las empresas para poder obtener los permisos que se van a habilitar. Desde el consistorio se quiere limitar la cantidad de este tipo de vehículos que hay repartidos por toda la ciudad. Así como percibir una tasa por la ocupación de espacio público.

Beamud ha hecho el anuncio a través de un comunicado, en el que indica que el objetivo es «regularizar la ocupación del dominio público municipal de los sistemas de alquiler de vehículos motorizados sin persona conductora y sin base fija, concretamente de ciclomotores y/o motocicletas compartidas». Las empresas cuentan con un plazo de 10 días para presentar las solicitudes.

Seis compañías operan en Valencia

Las compañías que hasta ahora han operado en Valencia son: Acciona, Muving, eCooltra, Molo, Yego y Blinkee.city. Desde la Concejalía se calculan unos 2.000 vehículos repartidos, que verán restringida tanto su circulación como estacionamiento.

Según el documento, las empresas pueden solicitar los permisos por un año, aunque serán prorrogables de forma anual hasta llegar a los cuatro años. Además, en cada prórroga, las condiciones serán revisables.

Desde 2019, el municipio impuso una tasa anual de 78 euros por ciclomotor eléctrico y 82 por motocicleta eléctrica. Sin embargo, esta nunca se ha llegado a percibir porque no había un marco legal aprobado.

Cooltra quiere llegar a las 1.000 motos este año

Respecto al carsharing (coches), solo una empresa ha invertido en un proyecto piloto: Cargreen. La compañía lleva tan solo cuatro meses en Valencia, pero ya ha pagado una tasa acordada tanto por la compañía como por el ayuntamiento de 715 euros por coche, que se traducen en 71.500 euros al año.

El pasado mes de mayo la empresa Cooltra comunicaba su intención de llegar a 1.000 motos eléctricas este año. A día de hoy cuenta con 70.000 usuarios y 600 motos repartidas.