stop

Ana Botín cesa a la actual cúpula de Banco Popular encabezada por Emilio Saracho tras la absorción de la entidad

Madrid, 07 de junio de 2017 (11:57 CET)

Absorción y renovación completa de la cúpula. Ana Botín destituye a Emilio Saracho como presidente de Banco Popular y nombra un nuevo equipo directivo, que encabezará, desde este mismo miércoles, José García Cantera. Así lo ha anunciado la presidenta del Santander apenas unas horas después de conocerse la compra por un euro del Popular, en una operación que se ha precipitado tras la intervención del Mecanismo Único de Rescate Bancario del Banco Central Europeo (BCE).

"La prioridad para Santander es el crecimiento y la adquisición de Popular encaja", ha defendido Botín. La entidad resultante tendrá un 25% del mercado bancario español y el 15% de los depósitos en Portugal, según los cálculos realizados por el grupo bancario. 

La renovación de la dirección del Popular llega sólo cuatro meses después del aterrizaje de Saracho, que sustituyó en febrero pasado a Ángel Ron al frente de la entidad. García Cantera, por su parte, es uno de los hombres de mayor confianza de Botín. Fue su mano derecha en Banesto como consejero delegado y por ello, cuando reestructuró la cúpula del Santander hace dos años, confió en él para llevar la gestión financiera y la división de banca mayorista global. Este exdirectivo de Citigroup es también uno de los vicepresidentes del Santander.

José García Cantera: hombre de confianza de Botín, fue su mano derecha en Banesto como consejero delegado y hoy ejerce como vicepresidente del Santaner

Ana Patricia Botín y José García Cantera en su época como máximos dirigentes de Banesto, en 2010. EFE

"No perder ni un solo cliente"

Ante los medios de comunicación, Botín ha querido tranquilizar a los clientes y empleados del Popular, a los que ha recordado que el Santander "tiene experiencia en este tipo de operaciones". Aun así, la directiva ha reconocido que el proceso de integración "llevará un tiempo". En una entrevista previa con Bloomberg, Botín ha señalado que su objetivo es "no perder ni un solo cliente en esta integración”. 

Botín: “No tenemos prisa en deshacernos del negocio inmobiliario. Pero pretendemos vender la mitad en los próximos 18 meses”

Venta de activos inmobiliarios

Una de las grandes dudas ahora es cómo gestionará el Santander la pesada mochila del ladrillo que arrastraba el Popular. “No tenemos prisa en deshacernos el negocio inmobiliario. Pero pretendemos vender la mitad en los próximos 18 meses”, ha explicado la presidenta del Santander. Con todo, la entidad ya ha anunciado que provisionará hasta 7.200 millones de euros para cubrirse ante los activos inmobiliarios improductivos del balance del Popular.