stop

El juez De la Mata investiga cómo Oleguer Pujol obtuvo dos millones de euros por la venta de unas acciones que le habían costado 1.500 euros

03/04/2017 - 05:00h

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata rastrea el origen de dos millones de euros que en mayo de 2013 Oleguer Pujol, el hijo menor del expresidente catalán, sacó de España a Holanda con una operación de venta de participaciones que pasaron de valer un euro a costar 1.345 euros.

De la Mata sospecha que los Países Bajos es uno de los destinos donde Pujol ocultó el dinero ante los ojos de la Hacienda española, y pidió información sobre las operaciones a este país y a otros cuatro puntos: Delaware (Estados Unidos), Guernsey (Reino Unido), Curaçao (una isla caribeña con soberanía de los Países Bajos) y Portugal.

Comprar a un euro, vender a 1.345 euros

Según explica el juez en el auto al que ha tenido acceso EFE, Oleguer Pujol y su exsocio Luis Iglesias adquirieron en octubre de 2011 1.500 participaciones de la firma New Positively a través de la sociedad holandesa que compartían BMD Toussaintkade 48 Den Haag BV. La compra fue a razón de un euro cada una, con lo que se hicieron con el 50 % de la sociedad por 1.500 euros.

En el 2012, New Positively compró tres locales en Mallorca gracias a unos préstamos bancarios. Un día antes de esa compra, Oleguer Pujol y su socio, por medio de BMD, vendieron 749 participaciones a la empresa a la que se las habían comprado en 2011 y por el mismo precio (un euro cada una).

El juez De la Mata sospecha de una operación de Oleguer en la isla británica de Guernsey

Dos meses más tarde compraron 130 acciones más, y el 10 de mayo de 2013 adquirieron otras 620. De nuevo volvían a contar con 1.500 acciones, pero cuando las vendieron, cada título tuvo un valor de 1.345 euros. O sea, pasaron a tener un beneficio de 2.028.327 euros.

"El resultado es que más de 2.000.000 euros salen de España hacia los Países Bajos sin que se haya encontrado una razón económica que justifique el incremento de valor que se produce en las participaciones", concluye el juez.

El monto es cercano al dinero Oleguer Pujol llegó a tener en Curaçao: 2,6 millones de euros que se descubrieron ante la Hacienda española en 2012, el mismo año en que se registró otra operación sospechosa del hijo de Jordi Pujol, esta vez relacionada con Guernsey (Reino Unido).

Guersney, también bajo la lupa

Esta operación fue la venta del 11% de Drago Real Estate Partners Limited (una sociedad de Guernsey) a la empresa Aegle International Limited, también propiedad de Oleguer Pujol y Luis Iglesias. El vendedor había sido RBS Specialised Property Investments Limited (del grupo Royal Bank of Scotland), y por esta compra Pujol y su socio pagaron 1,7 millones de euros. Pero para el juez, ese 11% tenía un valor de 32,3 millones, a juzgar por los inmuebles que Drago tenía en España y Portugal.

Por ello, el juez se pregunta por qué Pujol e Iglesias pagaron un precio tan bajo por esa participación.