Fachada del Corte Inglés de Callao. Foto: Efe/Luca Piergiovanni/Archivo

El Corte Inglés multiplica por cinco sus ventas 'online'

stop

La cadena está centrando todos sus esfuerzos en la actividad a domicilio para minimizar los efectos del cierre de los grandes almacenes

Barcelona, 03 de abril de 2020 (18:12 CET)

El Corte Inglés ha aprovechado la oportunidad que les brinda el estado de alarma para centrar su actividad en la venta online. Con ello, ha logrado quintuplicar este modo de distribución. "Somos más multicanal que nunca", reconocen fuentes de la firma a El Periódico. El cierre de toda su área comercial, exceptuando los supermercados, ha obligado a la cadena a readaptarse de manera urgente con esfuerzos suplementarios para mantener el servicio permitido por el estado de alarma. 

La estrategia global de El Corte Inglés ha sido aumentar las capacidades de cada centro para poder llegar a más gente y más colectivos prioritarios, como las personas mayores o con algún tipo de discapacidad. Y todo esto a pesar de haber incluido a un tercio de la plantilla en sus ERTE o Expedientes de Regulación Temporales de Empleo. Esto ha afectado a aquellos directamente vinculados con la venta presencial de productos no considerados de primera necesidad.

De los que mantienen su trabajo, muchos han pasado a formar parte de equipos de venta para la selección física de productos comprados 'on line' o del área de Click&Car, que se entregan al cliente que los va a buscar a la tienda.

Algunos de los envíos se realizan incluso directamente desde los proveedores, en función de si existe un acuerdo previo con estos o del nivel de estocs en tienda. También están a pleno rendimiento las grandes plataformas logísticas del grupo —básicamente en Valdemoro y Montornès— y que mantienen el avituallamiento de productos a los centros de venta y de distribución.

Los vacíos legales que aprovecha El Corte Inglés

La cadena ha aprovechado cierta indefinición legal sobre el concepto primera necesidad. Considera que, una avería de la nevera, de la cocina, del calentador o la lavadora supone para cualquier familia un problema grave y por ello, es primera necesidad. Por lo tanto, mantiene los servicios de reparaciones y montajes. 

Entre los productos más vendidos en los últimos días la cadena nombra especialmente los relacionados con los niños (juguetes, papelería, videojuegos...), los tecnológicos (tabletas, teléfonos, ordenadores) y todos sus complementos (como cargadores, enchufes, discos duros...), los aparatos deportivos y los libros. En cuanto a la alimentación ha aumentado mucho la demanda, por lo que en numerosas ocasiones es complicado cerrar pedidos. 

El ERTE de la cadena afecta a 22.000 empleados de los centros comerciales del grupo, 2.000 personas de Sfera y a otros 1.900 trabajadores de El Corte Inglés Viajes.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad