Ikea tiene el complemento perfecto para dar un ambiente mágico a las comidas navideñas

STRIMMING es una de las vajillas más adaptables de la cadena sueca para las celebraciones navideñas

En cuestión de poco más de un mes, millones de familiar alrededor de todo el mundo se encontrarán reunidas en sus hogares celebrando las fiestas navideñas. Un tiempo para volver a reunirnos con nuestros seres queridos, y disfrutar en familia de una época tan especial. Sin embargo, el trajín de las comidas, la organización y todo lo que ello conlleva, puede volverse algo estresante en ocasiones.

Son una gran cantidad de elementos los que hay que tener en cuenta para que todo salga bien en estas multitudinarias reuniones familiares. Desde los platos que comeremos, hasta la organización para que cada uno se encargue de una tarea. No obstante, desde Ikea han querido recordarnos un aspecto fundamental para que estas celebraciones no tengan improvistos.

Ikea tiene el complemento perfecto para las cenas navideñas

Y es que algo imprescindible para disfrutar de una buena cena, es, sin lugar a dudas, la vajilla. Por ello, desde Ikea han hecho especial hincapié en STRIMMING, que consiste ni más ni menos que en un juego de cuatro platos llanos a juego, perfectos para disfrutar en familia de estas fechas tan señaladas.

STRIMMING, la vajilla de loza, disponible en Ikea.

Se trata de un conjunto de platos que apuesta por un estilo moderno, conformando una vajilla que apuesta al mismo tiempo por unos detalles sencillos, que dan la sensación de haber sido elaborados de manera artesanal. Algo que hace que esta vajilla sea sumamente versátil, ya que sus modelos, disponibles en color gris y azul, encajan a la perfección con cualquier tipo de vajilla, independientemente de su estética.

Un estilo que se basa en la estética escandinava, complementada por la sencillez de los elementos decorativos japoneses. Además, esta vajilla está compuesta por un material de loza, un material de barro fino, cocido y barnizado, que es precisamente el aspecto que brinda a esta vajilla un toque artesanal, que apuesta por la sencillez y por la elegancia a partes iguales.

Como ya hemos dicho, su versatilidad hace que pueda ser complementada con otras vajillas de la cadena sueca, o incluso por el mismo producto pero en colores diferentes, para dar ese toque distintivo a cualquier comida o cena navideña. Una vajilla que ya está volando de los lineales de la plataforma, pero que aún podréis encontrar en los lineales de vuestro Ikea más cercano por un precio de tan solo 14 euros las cuatro unidades.

Diego Sánchez Aguado