Ikea tiene una salsa de 2 euros que triunfa entre quien la prueba: sirve para prácticamente todo

Ikea triunfa con sus exitosas salsas de mostaza y rábano picante ideales para darle un toque diferente a tus platos

Foto: Rendy Novantino

Foto: Rendy Novantino

Desde el confinamiento hemos encontrado entre fogones una pasión. Una forma de entretenernos en los meses de encierro y cambiar la monotonía fue cocinar. Algunos ya tenían práctica, pero otros se pusieron por primera vez manos a la obra o a la masa porque la repostería fue la protagonista.

Parece que esto nos ha ayudado a comer mejor, de una forma más saludable. Por eso sabemos que no debemos saturar nuestro platos de salsas. Lógicamente, será mucho más sano un plato hecho al vapor o a la plancha. Pero seamos sinceros, nadie nos puede quitar las ganas de mojar pan al acabar el plato. Y sí, ya sabemos que el pan también engorda.

Nos encanta hacer salsas naturales, sin embargo no siempre tenemos tiempo, y menos ahora que hemos vuelto al trabajo, muchos ya a la oficina después de un año y medio trabajando desde casa. Y si tienes hijos se hace todavía más cuesta arriba.

Por suerte, marcas como Ikea te ponen la vida más fácil. Sí, la multinacional sueca experta en mobiliario y decoración, también cuenta con una sección de alimentación y su propio bistro, que es todo un éxito.

Las salsas de mostaza y rábano de Ikea son todo un éxito en ventas

En Ikea encontramos varias salsas con las que hacer sabrosos platos. Además, igual que con sus muebles, estas son saludables. Entre todas las salsas que encontramos vamos a situarnos en la SAS Senap & Dill, tal y como la han llamado desde Ikea.

Es una mostaza que está volviendo locos a todos sus clientes. “Yo soy fan de la dulzona mostaza con eneldo, la Sas Senap & Dill, que tienen allí (precio: 2€), pero también de la salsa fresca nórdica de Ahumados Domínguez (precio: 3,23 euros)”.

Como nos describen, esta mostaza contiene eneldo y el frasco tan solo cuesta 2 euros, 200 gramos.

En la misma línea y por el mismo precio también encontramos otra salsa de picante de rábano. Otro éxito.

“Aparte de tener un nombre sonoro y peculiar, es la salsa de rábano picante de Ikea. Me sirve para días de vagancia extrema en los que quiero servir comida fría – salmón marinado o espárragos–, como aliño para ensaladas y para acompañar algún que otro plato de pescado a la plancha. Es una salsa suave en la que se notan los trocitos de rábano, perfecta para salirse de la rutina de la mahonesa”. El mismo frasco por solo 2 euros.

Con estas salsas de Ikea tan originales podrás preparar ricas recetas que harán las delicias de cualquiera. Sorprende a tus invitados con un plato de 10. Estas salsas combinan con absolutamente todo.