Lidl tiene un candado ‘low cost’ de cable blindado para la bicicleta

Lidl tiene a la venta un candado blindado para las bicicletas y motos por tan solo unos ocho euros

Una de las grandes inseguridades de la gente que se transporta en bicicleta, o que la coge para hacer deporte, es el miedo a que se la roben. Y no es para menos, pues es algo que ocurre, por desgracia, de manera frecuente. En especial, cuando están en la calle, momento que aprovechan los ladrones para cargarla a cuestas, y llevársela con ellos. Y les da igual hacerlo a plena luz del día.

A pesar de los candados que le ponen, todos los intentos son en vano, pues siempre acaba desapareciendo alguna bici. Cada vez hay más métodos para romper los candados y demás sistemas de seguridad, y utilizan ganzúas, tenazas, llaves… todo, para poder extraer la bicicleta.

Lógico, por lo tanto, que pocos se atrevan ya a dejarla a simple vista, y menos aún, si su precio es elevado. Pero, a partir de ahora, podrán hacerlo sin problema, gracias a Lidl.

Candado blindado

Porque su último producto consiste en un candado blindado, con un ancho de 22 milímetros, y una longitud de 85 centímetros. Es imposible de romper, y, por lo tanto, permite dejar la bici, o la moto, pues también sirve, en prácticamente cualquier parte, y sin tener que estar preocupándose a cada poco. La única manera de abrirlo sería con alguna de las dos llaves que vienen incluidas.

La clave de todo está en el material del que está hecho el candado, pues es acero, AB y PVC. Demasiado duro como para partirlo. Y lo mejor de todo es que su precio es irrisorio, ya que cuesta apenas ocho euros.  Su valor, en cambio, es incalculable.

El candado blindado más barato del mercado

A muchos les sorprende el bajo coste del candado que tiene Lidl a la venta. Pero es que resulta que es todavía más alucinante cuando se comparan el resto de candados blindados que ofrece el mercado. Porque es muy difícil de encontrar, por no decir imposible, otro a tan bajo coste.

El resto, como poco, cuestan casi el triple, hasta el más sencillo. Por suerte, Lidl ha querido echar una mano a los ciclistas, y facilitarle las cosas, poniéndolo a precio de risa.Les han hecho un gran favor.