Acciona refinanció de urgencia a ATLL para evitar su quiebra

stop

Entrecanales negoció un crédito de casi 100 millones tras ser advertido por el auditor sobre el riesgo de disolución

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona / EFE

Barcelona, 11 de junio de 2016 (01:00 CET)

ATLL, la concesionaria del agua del área metropolitana de Barcelona, cerró 2015 con una mancha en sus balances. La auditoría de Deloitte puso el acento en ella, ya que mostraba una situación de liquidez negativa que generaba "dudas significativas" sobre el futuro de la sociedad controlada por Acciona. Tras esta alerta, la constructora se apresuró en refinanciar la deuda de la filial.

En concreto, el problema era que "el balance muestra un fondo de maniobra negativo", según la auditoría, como puede leerse en este enlace. La causa eran vencimientos de préstamos a corto plazo, de 97,6 millones de euros que a fecha de 10 de marzo, cuando está firmada la auditoría, se estaban negociando.

El auditor advierte de que el futuro de ATLL depende del éxito de este proceso de refinanciación con la banca. Mientras tanto, esta incertidumbre "puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento", apunta el informe.  

Refinanciación de la deuda  

Tras esta advertencia de Deloitte, ATLL consiguió, a finales de abril, refinanciar esta deuda, según han asegurado a Economía Digital fuentes cercanas a la concesionaria. En esta operación también se refinanció un préstamo con Aigües de Catalunya Ltd, sociedad con sede en paraísos fiscales y con la que el banco brasileño BTG Pactual participaba en ATLL.

A principios de año, BTG vendió buena parte de su participación del 39% en ATLL a Acciona, que pasó así a controlar el 76,05% de la concesionaria a través de dos sociedades: Gestió Catalana d'Aigües y Acciona Agua. En esta operación, BTG traspasó una deuda que ATLL tenía con el propio banco brasileño, de 57,5 millones de euros, a Gestió Catalana d'Aigües.  

La concesionaria cerró 2015 con una deuda a largo plazo de 755 millones, principalmente con la Generalitat, por el pago de la concesión durante 50 años. A corto plazo, la deuda ascendía a 103,6 millones de euros, buena parte de los cuales, con la banca.    

Gana 20 millones, pero con dos peligros

ATLL acaba de publicar en el registro sus cuentas de 2015, que reflejan una subida de la facturación pero un estancamiento de los resultados. La compañía cerró el año con unos ingresos de 150,8 millones, un 4,7% más que en 2014, y un beneficio de 20,5 millones, sólo un 0,2% más que en el año anterior.

La empresa auditora advertía de que la concesionaria se enfrenta a dos peligros que ponen en duda su futuro. Uno era su fondo de maniobra negativo, que puede ser causa de disolución, aunque ya estaría resuelto. El otro, más grave ya que las expectativas no son buenas, es la posible revocación de la concesión.  

La concesión, en la cuerda floja    

Hay que remontarse al proceso de privatización de Aigües Ter Llobregat llevado a cabo por la Generalitat en 2012. Acciona y BTG Pactual resultaron los ganadores y el otro consorcio que participó, encabezado por Agbar, recurrió la decisión. En ese momento se inició un conflicto en los juzgados, con el Govern de Artur Mas tomando partido a favor de Acciona, que terminó con un sentencia del TSJC que dictaba la revocación del concurso.  

Esa sentencia se recurrió al Tribunal Supremo, que tendrá la última palabra. A pesar de que todas las sentencias han sido contrarias, los administradores de ATLL confían en una sentencia favorable a sus intereses, y en caso contrario, "estiman que la Generalitat de Catalunya debería indemnizar a la sociedad o a sus accionistas por todos los daños y perjuicios causados".  

En su día, el ex conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, habló de un coste de 326 millones para las arcas públicas catalanas, en el caso de tener que quitar la concesión a Acciona. Sin embargo, recientemente el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, ha cifrado el coste en más de 1.000 millones.  

Investigada por Fiscalía y Hacienda  

Pero este conflicto, ya de por si crítico para el futuro de la concesionaria, no es el único. La Fiscalía de Barcelona y la Agencia Tributaria están investigando a ATLL por los contratos a dos filiales de Acciona.

La Oficina Antifraude remitió en febrero un informe a Fiscalía en el que denunciaba contratos, presuntamente fraudulentos, de ATLL a dos filiales de AccionaEmpresa Operadora ATLL Acciona Agua, por un valor total de 7,5 millones de euros. Los contratos podrían ser ilegales ya que, según el informe y el Govern, no obtuvieron la necesaria autorización administrativa, aunque Acciona negó este hecho.

Este informe provocó que Fiscalía abriera una investigación contra estos contratos y que el Parlament aprobara una moción para aclarar las actividades de Acciona con la gestión de ATLL. Según Antifraude, esta actuación podría ser causa de revocación inmediata de la concesión, sin derecho a daños y perjuicios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad