La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. /EFE

Colau insiste a Cabify: los 15 minutos de la Generalitat se mantienen

stop

El AMB manda una circular en la que advierte que, pese a que su reglamento ha sido tumbado, el real decreto de la Generalitat sigue vigente

Barcelona, 15 de julio de 2019 (12:35 CET)

Ada Colau (AMB) está dispuesta a seguir complicándole la vida a Cabify. Pese a que los aspectos centrales de su reglamento contra las VTC han sido suspendidos cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el ente metropolitano insiste: los 15 minutos que impuso la Generalitat en su decreto ley se mantienen.

Este lapso de tiempo es ahora el punto central de batalla de plataformas como Cabify, la única que opera en Barcelona tras la marcha de Uber, que no cumplen con el intervalo en todos los viajes porque establecen un contrato anual con sus clientes. 

Fuentes jurídicas ya explicaron a Economía Digital que, de acuerdo a la interpretación de la sala tercera del TSJC, los 15 minutos que impuso el Gobierno de Torra también carecían de efectividad. ¿Por qué? El TSJC toma como suyas las conclusiones del Consejo de Garantías Estatutarias. 

En esos razonamientos, elaborados por expertos de la administración, se acuerda por unanimidad que únicamente con 15 minutos de precontratación ya se "vulnera el derecho de libertad de empresa del artículo 38 de la Constitución", teniendo en cuenta que el lapso supone "una restricción no razonable" de los principios "de adecuación, necesidad y proporcionalidad". 

A ello se le añade que los cuatro magistrados coincidían en la sentencia en que la interpretación de la ley, en cuanto a cuándo empiezan a contarse esos 15 minutos de precontratación, era ambigua. 

El decreto ley de la Generalitat se mantiene

De lo que no hay duda es de que el real decreto de la Generalitat se mantiene. El TSJC reconoce en su sentencia que las normas con rango de ley están blindadas y no pueden tumbarse cautelarmente. Las pocas posibilidades que existen obligan a los demandantes a elevar la causa al Tribunal Constitucional, el único que esta capacitado para decidir sobre este asunto.

Por tanto, las dudas ahora están en si las sanciones que se impongan en base a un posible incumplimiento de los 15 minutos servirán para algo. Fuentes de Unauto y de la ACCO coinciden en que, pese a que Cabify siga recibiendo multas por no respetar el cuarto de hora, las sanciones no llegarán a consumarse.

La plataforma española ha recibido aproximadamente 54 multas de 1.000 euros cada una, pero todavía no ha abonado un solo euro porque las ha recurrido todas. Ahora serán los tribunales quienes decidan si, con todas las voces en contra de la Generalitat, se da la razón a la administración catalana.

Hemeroteca

Uber Cabify VTC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad