Movistar y Másmóvil ganan la guerra del fútbol. En la imagen, partido de la Liga entre el Athletic club de Bilbao y la Real Sociedad, el 5 de octubre en San Mamés. Foto: EFE/JZ

Adiós al 'efecto fútbol': Movistar pierde 31.000 líneas fijas

stop

Los datos de portabilidad de noviembre demuestran que los efectos comerciales por la guerra del fútbol se agotan

Cristian Reche

Economía Digital

Movistar y Másmóvil ganan la guerra del fútbol. En la imagen, partido de la Liga entre el Athletic club de Bilbao y la Real Sociedad, el 5 de octubre en San Mamés. Foto: EFE/JZ

Barcelona, 03 de diciembre de 2018 (14:21 CET)

Los síntomas sobre el final de la guerra del fútbol entre Telefónica, Orange y Vodafone empiezan a aflorar. La compañía presidida por José María Álvarez Pallete cerró noviembre con la pérdida de 31.000 clientes fijos en portabilidad, tras tres meses consecutivos registrando buenos datos gracias a su apuesta comercial por los derechos televisivos del fútbol.

Los datos consultados por Economía Digital, que todavía no son oficiales — la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) debe auditarlos en los próximos meses —,  arrojan además que Vodafone habría perdido cerca de 12.000 líneas fijas y Orange se mantendría plana.

El gran ganador sería MásMóvil, que registró un saldo neto de portabilidades de 24.000 líneas fijas. El operador amarillo sumaría otro mes más con un saldo neto de portabilidades (entre líneas importadas y exportadas), confirmando 2018 como su mejor año en el robo de clientes.

Los datos revelan que los efectos comerciales por la guerra del fútbol se agotan. Los últimos datos oficiales que dio a conocer la CNMC, referidos a septiembre, todavía mostraban una tendencia opuesta: Movistar registraba un saldo positivo de líneas y encadenaba así tres meses consecutivos de ganancias, coincidiendo con el arranque de la competición doméstica, La Liga, y de la UEFA Champions League. La compañía líder del mercado ofrece ambas competiciones en su servicio de televisión y es tenedora de los derechos desde este año.  

No obstante, Telefónica en octubre ya anunció una tregua. Los datos de captación de la compañía mostraban que se había cumplido con el plan establecido — hacerse con los clientes de Vodafone, que había renunciado a los paquetes más atractivos de fútbol para esta temporada—, por lo que la agresividad comercial se rebajaba. 

Portabilidad móvil

Los mismos datos arrojan una tendencia similar en portabilidad móvil. De nuevo Más Móvil fue el operador que salió victorioso, con cerca de 51.000 altas nuevas. El segundo puesto fue para el grupo de operadores móviles virtuales (OMV), que lograron cerca de 33.000 altas nuevas. 

Este segundo grupo lo componen compañías que no tienen una red propia y la alquilan a un tercero, generalmente a los gigantes del sector como Telefónica, Orange o Vodafone. En este grupo entrarían operadores bastante desconocidos como Digi, centrada en el cliente extranjero; Oceans, de origen gallego, o Suop, operador colaborativo. 

Entre las pérdidas en portabililidad móvil entrarían los tres grandes operadores que dominan el mercado: Telefónica (-4.000), Orange (-39.000) y Vodafone (-40.000). Entre los tres representaron el 80% del total de líneas móviles en el mercado, según los últimos datos del regulador, referidos a septiembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad