Agbar elimina las retribuciones del consejo de administración de Aguas de Sabadell

stop

La dirección aprueba la exclusión de la cotización en la bolsa de la compañía mediante una nueva OPA

Junta de accionistas de Cassa | EP

24 de marzo de 2014 (19:13 CET)

Aguas de Barcelona (Agbar) ha presentado este lunes al consejo de administración de Compañía de Aguas de Sabadell (Cassa) varias propuestas que implican cambiar su naturaleza. Todas ellas han recibido el apoyo del otro gran socio de la empresa, el Ayuntamiento de Sabadell (Barcelona).

Cassa dejará de cotizar y se eliminan las retribuciones del consejo de administración. Esta última decisión tendrá un impacto destacado en la cuenta de resultados, ya que las dietas de los órganos directivos eran generosas según los estándares del sector y el volumen de negocio de la compañía, señalan fuentes cercanas a la empresa. A partir de ahora, la dedicación de los miembros de los órganos directivos será gratuita.

Más consejeros

Por otro lado, se ha aprobado elevar el número de personas en el consejo de administración de 11 a 13, el máximo previsto. Se incorporarán dos directivos procedentes de Agbar, Eduardo Guilera y Manuel Baurier. La multinacional tendrá mayoría en el consejo, ya que nombró a cinco representantes tras la OPA de verano.

El Ayuntamiento elige a otros cinco portavoces y la presidencia la ocupa una persona de consenso entre las partes. En estos momentos desempeña el cargo institucional el empresario local Enric Blasco.

Nueva OPA

Los accionistas de Cassa deberán dar el visto bueno final a este plan en la junta del próximo 8 de mayo. Aunque se trata de una mera formalidad, ya que Agbar controla el 77,83% del capital social de la firma. Otro 20% son acciones de titularidad pública (tipo A) y el 2,17% restante (tipo B) son propietarios privados que no se quisieron sumar a la OPA ejecutada por Simón en verano.

Estos últimos tendrán una segunda posibilidad de vender sus títulos a la gestora de aguas de Barcelona. Para excluir del parqué a la compañía se debe lanzar una OPA por el 100% del capital social. La operación va dirigida exclusivamente a estos titulares, quienes recibirán 60 euros por cada papel, el mismo importe que la oferta anterior.

Los títulos públicos están blindados y no se verán afectados por el proceso. El Ayuntamiento, dirigido por el socialista Juan Carlos Sánchez, no los puede vender. Una vez la junta autorice la operación, la dirección de Cassa redactará el folleto de exclusión y empezará a negociar con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por lo que la operación se demorará meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad