Sede de Almirall. ED

Almirall para inversiones en los Estados Unidos

stop

La farmacéutica Almirall, presidida por Jorge Gallardo, abandona la investigación de dos fármacos en EEUU tras las pérdidas millonarias en dicho mercado

Barcelona, 29 de septiembre de 2017 (11:09 CET)

Tijeretazo de Almirall en los Estados Unidos. La farmacéutica que preside Jorge Gallardo anunció este viernes a la CNMV que abandona la investigación de dos fármacos en los EEUU. Esta decisión se produce dos meses después de que la compañía anunciara su entrada en pérdidas por el deterioro del negocio estadounidense, y también un mes después de la salida de Eduardo Sánchiz, ex consejero delegado de Almirall.

Concretamente, la farmacéutica catalana deja de investigar dos programas relacionados con la onicomicosis y la psoriasis en las uñas, que se habían iniciado hace poco tiempo como estudios clínicos en fase III. Ambos programas proceden de la compra, en febrero de 2016, de Poli Group, que se llevó a cabo con el objetivo de convertir a Almirall en un referente líder en dermatología.

La compañía aseguró en un comunicado a la CNMV que la decisión forma parte “de una revisión del pipeline de I+D”. A pesar del cese de la investigación de estos dos programas en los Estados Unidos, Almirall explicó que los ensayos clínicos en Europa continuarán como estaba previsto.

Almirall perdió 73 millones hasta junio por el negocio en los EEUU; ahora, recorta inversiones

Los EEUU están siendo el talón de Aquiles de la farmacéutica controlada por la familia Gallardo. En julio anunció un drástico recorte de sus previsiones de beneficio y de ebitda para los próximos años como consecuencia de los problemas de su filial estadounidense, Aqua. Dicha compañía sufre problemas en el canal de distribución, una caída de ventas por el lanzamiento de genéricos por parte de la competencia y una polémica con las tarjetas de un programa de asistencia en el país. En un solo día bajó el 25% en bolsa.

Pocos días después presentó los resultados del primer semestre, en el que perdió 73,1 millones (en los mismos meses de 2016 ganó 80 millones). Sus ventas globales cayeron el 11,5%, por el 26% de las de su filial estadounidense.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad