Una mujer gestiona un pedido de Amazon en el mercado de La Paz.

Amazon recibe puñaladas en su propio mercado en Madrid

stop

Puestos del mercado de la Paz desarrollan su propio sistema de venta a domicilio para esquivar las comisiones de Amazon

Madrid, 03 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Mari Carmen, la mayor frutería del Mercado de la Paz en Madrid, mejor conocido como el mercado de Amazon en España, compite con el enemigo en casa. A pesar de que el mercado de la Paz es socio de Amazon en la entrega de comida fresca y de calidad a domicilio, la frutería se ha rehusado a entrar en el sistema de venta online que está dando buenos resultados, según la gerencia del mercado.

Amazon prueba su estrategia de frescos en España en este mercado, su prueba piloto para aprender y desarrollar una logística para extender su modelo de venta a otros mercados y supermercados del país.

Algunos puestos están contentos con el aumento de ventas. Pero buena parte del mercado nunca ha querido entrar en el negocio con el gigante estadounidense. Las comisiones son la razón.

El 20% de comisión

Amazon cobra alrededor de un 20% de comisión sobre la venta en su plataforma. Adicionalmente, hay que pagar un porcentaje a la sociedad conformada por los puestos que participan en la venta con Amazon.

“Si hubiese entrado con Amazon, tendría que haber aumentado el precio del producto el 20%. O eso o perdía dinero. Puedes asumir esa comisión, por ejemplo, con las patatas, pero comienzas a perder dinero con los mangos. Lo que hicimos fue montar nuestro propio sistema de venta por internet. No hay recargos para el cliente. Hay ocho personas que trabajan con envíos diarios”, explica Óscar, el responsable de la frutería.

Varios puestos han desarrollado su propio sistema de venta. Aunque sigan trabajando con Amazon. Intentan evitar las comisiones. La Vianda de Julián es una de ellas. Trabaja con Amazon y está encantando pero, a su vez, vende carne por su cuenta. Esa venta directa, sin el intermediario, supone un importante ahorro para el local.

Otros puestos han optado por la misma táctica. Los comerciantes evitar ser fieles a Amazon. Prefieren vender por detrás mientras aprenden de la venta online que Amazon aplica en ese mercado.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad