Amci Habitat va a liquidación

stop

La inmobiliaria presentó concurso voluntario de acreedores hace un año con un pasivo de 100 millones de euros

30 de octubre de 2012 (16:29 CET)

El consejo de administración de Amci Habitat ha aprobado su liquidación "ante la actual situación económico general y del sector inmobiliario en particular”, tal y como informa a los accionistas del grupo en una nota divulgada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía presidida por Sergio Gago, representante de Agrupació Mútua en el consejo, presentó concurso voluntario de acreedores hace un año con un pasivo que superaba por poco los 100 millones de euros.

En un primero momento, la inmobiliaria tenía el objetivo de evitar la disolución del grupo, pero no ha podido llegar a un acuerdo con todos los acreedores. De hecho, en enero de 2010 ya se declaró insolvente, inició el preconcurso, e intentó llegar a un pacto con sus prestamistas que no prosperó. Para intentar pagar sus deudas, Amci Habitat subastará los activos de la empresa y de tres de sus participadas: Desarrollo Helios, Asone y Fóndolas Resorts. El concurso se tramita en el Juzgado Mercantil 5 de Barcelona.

Pérdidas de 2 millones de euros

La compañía ha conseguido recortar en 26 millones de euros las pérdidas de el primer semestre del año, en comparación del mismo periodo del año anterior. En los seis primeros meses de 2012, Amci Habitat ha registrado unos números rojos de cerca de 2 millones de euros.

La mejora en el resultado del grupo es gracias a la venta de ciertos activos que han saldado algunas deudas. La facturación se ha reducido en el primer semestre hasta los 51.000 euros, frente a los 315.000 obtenidos en 2011.

Pactos puntuales

La inmobiliaria vendió el pasado julio un edificio de viviendas situado en la población de Montesquiu (Barcelona) por 3,09 millones de euros a CaixaBank. La transacción se realizó a través de Building Center, la sociedad a la que van los activos adjudicados a la entidad que preceden de impagos.

Tres meses después, el 24 de octubre, anunció la cancelación de su deuda con BBVA tras vender a Anida Operaciones Singulares, su filial inmobiliaria, un edificio en Barcelona por 5,11 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad