Artur Carulla (d), presidente de Agrolimen, con el premio Nobel Joseph Stiglitz, en una imagen de archivo. EFE

Argelia acorrala a los Carulla por sus problemas con el fisco

stop

La guerra entre la Hacienda argelina y los propietarios de GB Foods termina en un contencioso legal ya que los Carulla no aceptan las liquidaciones impuestas

Carles Huguet

Economía Digital

Artur Carulla (d), presidente de Agrolimen, con el premio Nobel Joseph Stiglitz, en una imagen de archivo. EFE

Barcelona, 13 de julio de 2018 (04:55 CET)

Cruzar los términos ‘Carulla’ y ‘Hacienda’ da 151.000 resultados en Google. En 2014, la familia ya tuvo que pagar 9,4 millones para evitar un juicio por fraude fiscal, pero sus problemas cruzan el mediterráneo. Dos años después, el fisco argelino es quien acorrala a la estirpe empresarial catalana y su GB Foods, fabricante de Gallina Blanca y Avecrem. Investiga todos sus impuestos entre 2012 y 2015.

Economía Digital ya informó hace un año de que el ministerio de Finanzas de Argelia inspeccionaba la totalidad de los tributos de Société de Fabrication et Conditionnment des Produits Alimentaires, que gestiona la fábrica ubicada en la ciudad de Orán, con alrededor de 200 trabajadores.

Las pesquisas comenzaron en mayo de 2016 y todavía se extienden en el tiempo inmersos en una marea de recursos. Ahora es la Dirección de Tributos de Orán Este quien tiene el balón en su tejado. No obstante, antes hubo un largo camino.

En diciembre de 2016, la filial recibió la liquidación provisional de la investigación del año 2012. En enero de 2017, la Hacienda africana redobló el órdago con los resultados de las inspecciones de 2013, 2014 y 2015

La Dirección de Tributos de Orán debe definir ahora el futuro de la guerra entre los Carulla y Hacienda

Artur Carulla y su familia rechazaron las cifras solicitadas por el fisco e interpusieron dos recursos; uno el 4 febrero y otro el 6 de marzo. Por el momento, ninguno obtuvo respuesta. Sin embargo, tres semanas después del último escrito el fisco respondió con varias liquidaciones adicionales a las anteriormente presentadas.

En abril, la sociedad volvió a esgrimir sus argumentos para escabullirse del pago. Pero en julio, el ministerio envió la liquidación definitiva. Ya no había espacio para más, aunque la filial de GB Foods elevó su queja al interponer una reclamación contenciosa ante la Dirección de Tributos de Orán Este, a la que fue añadiendo documentos para su defensa hasta el mes de noviembre.

Desde entonces, el procedimiento se encuentra en fase de estudio. Fuentes del sector estiman que las cantidades a pagar oscilan entre el millón y los seis millones de euros. El fin del procedimiento se calcula para finales de 2018. Mientras, la empresa ya provisionó más de 4 millones de euros, que podrían ir destinados a sufragar parte de la multa.

¿Quiénes son los Carulla?

En 2017, GB Foods obtuvo unos beneficios de 38,7 millones de euros frente a los 27,9 del año anterior; el 38,8% más. Las ventas también se dispararon desde los 540,2 millones hasta los 730,9 millones; el 35,2% más. No obstante, el negocio alimenario es sólo una rama entre sus intereses. El principal motor del grupo es Affinity Petcare, productora de comida para mascotas. 

A través de la Fundación Carulla son accionistas del periódico Ara, uno de los principales altavoces del independentismo catalán. En 2016 tuvieron que salir al rescate de la empresa editora del medio de comunicación, Edicions de Premsa Periódica Ara. En concreto, concedió al rotativo un préstamo de 500.000 euros mientras que la firma Acta Diurna --propiedad de la familia Rodés-- prestó otros 250.000 euros.

Hemeroteca

Carulla
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad