Arturo Fernández usó datos falsos para vender Cantoblanco

stop

Real Investment Holding abortó las negociaciones al detectar que la información contable “no correspondía con la realidad” y “disfrazaba la insolvencia”

Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE/Europa Press

04 de noviembre de 2014 (19:59 CET)

Arturo Fernández, dueño del grupo de restauración Cantoblanco, facilitó información contable falsa durante las negociaciones para vender el 51% del negocio a Real Investment Holding.

Según revelan fuentes de la compañía compradora, la operación no “llegó a materializarse” ya que el ahora presidente saliente de la patronal CEIM proporcionó datos irreales que disfrazaban “lo que el paso del tiempo ha venido a dejar claro: que el grupo estaba abocado a una situación de insolvencia”.

Tras esta certeza, Real Investment Holding, abortó la operación de venta y el nombramiento de Luis Sans como consejero delegado de Cantoblanco, según informó, por error, Economía Digital. El que estuvo a punto de ser socio de Fernández no se fió del jefe de los empresarios madrileños y vaticinó que el futuro de esa compañía de restauración era el concurso de acreedores “bien por la vía forzosa o voluntaria”.

Concurso de acreedores

Fernández terminó finalmente con los libros en el juzgado este verano. La semana pasada se conoció que Cantoblanco no podía superar la situación de preconcurso, por lo que se activa la nueva fase: la de concurso, según recogía la edición del miércoles pasado del Boletín Oficial del Estado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad