Francisco Reynés,  consejero delegado de Abertis. EFE

La fusión con Atlantia forzará a Abertis a desinvertir en Cellnex

stop

La opa amistosa de Atlantia sobre Abertis dejará a Cellnex en una posición incómoda y el mercado apunta a una venta parcial

Barcelona, 27 de abril de 2017 (07:55 CET)

Abertis apostó hace dos años por dar vida propia a sus infraestructuras de telecomunicaciones, que sacó a bolsa bajo la marca Cellnex. Pese a que la empresa de torres de telecomunicaciones tiene un capital muy diversificado, Abertis mantiene su control con el 34% de las acciones, más un 5% de La Caixa, y con la presidencia de Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis. Pero ahora, con la posible fusión con Atlantia, su futuro es incierto.

Cellnex es una participación estratégica para Abertis, por lo que su futuro está muy presente en las negociaciones con Atlantia. Se ha especulado en los mercados sobre una posible venta, que fuentes de la concesionaria han desmentido, precisamente por la importancia que dan a Cellnex pero también porque la operación con Atlantia todavía está en sus inicios. No obstante, las opciones no son muchas.

El mercado da por hecho que Abertis tendrá que vender parte de su paquete en su filial de torres de telecomunicaciones si quiere evitar que acabe en manos de la competencia. Si Atlantia lanza una opa sobre Abertis y adquiere la mayoría de la compañía resultante, podría verse obligada a lanzar una opa sobrevenida sobre Cellnex, con lo que pasaría a tener mayoría italiana.

Los analistas dan tres opciones para Cellnex, y la mejor pasa porque Abertis venda una parte

Como apunta un informe de los analistas del Sabadell, esta posibilidad se prevé como la menos probable, pues Atlantia no está interesada en el negocio de torres, ya que supondría un sobrecoste del 16% de la opa sobre Abertis. Además, la compañía controlada por la familia Benetton ya vendió su negocio de torres, Towerco.

Para evitarlo, Abertis tendría que vender al menos un 5% de Cellnex. Al rebajar el 30%, Atlantia ya no tendría que llevar a cabo la opa sobrevenida: la participación de Abertis simplemente pasaría a manos de la fusionada y el resto de accionistas continuarían en la compañía, que no dejaría el IBEX.

Esta opción también evitaría que Atlantia forzara a Abertis a vender toda su participación en Cellnex, lo que podría terminar con la compañía en manos de uno de sus grandes competidores. American Tower es el que más está creciendo en Europa y tiene músculo para tomar el control de la española. Mataría dos pájaros de un tiro: reforzaría su liderazgo en el continente y se quitaría de en medio a su mayor competencia.

Si Atlantia fuerza la venta del 34% de Cellnex, puede terminar en manos de American Towers

El camino más lógico para los analistas es que Abertis se desprenda de al menos el 5% antes de la formalización de la opa. Encajaría en la estrategia de la concesionaria, apuntan desde el Sabadell, que “no tiene vocación de permanencia a largo plazo”, pese a que a corto plazo no tenga previsto vender.

Además, la venta de una parte de Cellnex daría una oportunidad al grupo La Caixa, que controla Abertis y Cellnex a través de Abertis, para ganar peso en la empresa de torres e intentar mantener su control. La Fundación Bancaria La Caixa es, a través de Criteria, el cuarto mayor accionista directo de Cellnex –indirecto, es el primero– con el 5%, pero si ganase un 5% ascendería al segundo puesto.

Ahora la pelota está en el tejado de Atlantia. Se espera que anuncie la opa amistosa sobre Abertis en los próximos días, probablemente la semana que viene, siempre con el beneplácito de Isidro Fainé, presidente de La Caixa. Mientras tanto, este jueves Cellnex celebra su junta de accionistas, en la que el futuro de la compañía estará muy presente.

Hemeroteca

Abertis (IBEX: ABE)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad