María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

Bankinter presume de rentabilidad para ganar el 8% más

stop

El banco obtiene un beneficio de 261,2 millones de euros en el primer semestre del año con un margen bruto que ya roza los 1.000 millones

Barcelona, 26 de julio de 2018 (08:47 CET)

Bankinter enseña sus armas de seducción a los inversores. El banco español cerró el primer semestre de 2018 con un incremento del beneficio del 8,4%, que impulsó las ganancias desde los 331,7 millones a los 357,8 millones. Números en mano, la entidad presume de ser la más rentable del país para sus accionistas, con un ROE --rentabilidad sobre fondos propios-- del 13%.

El grupo elevó prácticamente al mismo ritmo el margen bruto, con una subida del 7,9% desde los 900,6 hasta los 977,3. La compañía dirigida por Maria Dolores Dancausa lo achacó a un aumento del margen de intereses, que creció el 6,9% hasta los 542,9 millones, y a las comisiones, que se elevaron el 7,3% hasta los 224,7 millones.

La empresa celebra la buena evolución del "negocio típico y los clientes de banca comercial". De hecho, dos de los productos con más éxito son las cuentas nómina y las hipotecas: las primeras suman 7.656 millones, el 21% más que a 30 de junio de 2017, y las segundas llegan a los 715 millones de euros, un crecimiento del 17% más que al cierre del pasado ejercicio.

El tercer motor del grupo es Línea Directa, que aporta el 21% del margen bruto. El número de pólizas de la entidad alcanzó en el primer semestre los 2,92 millones, el 8,2% más que hace un año, con subidas especialmente abruptas en motor (7%) y hogar (13%).

Bankinter: cada vez menos activos tóxicos

Bankinter también aprovechó los primeros seis meses de 2018 para liberarse de los activos que menos le interesan. Por ejemplo, la cartera inmobiliaria se redujo desde los 498,2 millones hasta los 387,1 millones, con una cobertura del 45,5%.

Gracias al recorte, la entidad logró reducir la tasa de morosidad, que cayó hasta el 3,25% desde el 3,74% del mismo periodo de 2017. Analizando sólo el negocio español, los impagos rompieron la barrera del 3% al situarse en el 2,92%, "menos de la mitad que la media sectorial", presumen.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad